• Simple Item 1
  • 1

Después de una revisión de dos meses, el Gobierno de Donald Trump ha acordado su estrategia sobre Corea del Norte. Un alto cargo militar ha afirmado a la agencia AP que Washington no atacará Pionyang en respuesta a la prueba nuclear o lanzamiento de misiles, sino que se limitará a llevar una política de "máxima presión".

Según altos cargos que hablaron bajo condición de anonimato, los asesores del presidente analizaron una serie de planteamientos sobre cómo lograr que Corea del Norte abandone su programa nuclear, entre ellos las opciones militares. Examinaron incluso la posibilidad de aceptar al país asiático como un Estado nuclear. Finalmente, sin embargo, acordaron una estrategia "que parece representar la continuidad".

La idea principal de la política establecida será aumentar la presión sobre Pionyang con la ayuda de China, el principal socio comercial de Corea del Norte. La nueva estrategia se aplicará en un momento de intensificación de las tensiones en la península de Corea.

Los altos cargos destacan la importancia de la decisión de Pekín de cortar a finales de febrero todas las importaciones de carbón desde Corea del Norte, el producto de exportación más importante de ese país y una considerable fuente de ingresos para Pionyang. Esta semana, China ordenó a sus compañías comerciales que rechazaran el carbón procedente de ese país, de manera que los buques cargueros norcoreanos fueron mandados de vuelta a su puerto de origen sin poder entregar su carga. De esa manera China cumple con la prohibición diseñada como respuesta a las repetidas pruebas de misiles de Kim Jong-un.

La semana pasada el Pentágono ordenó movilizar al portaaviones USS Carl Vinson y a su grupo de ataque y los dirgió hacia las aguas que rodean la península coreana.

Las agencias de Inteligencia estadounidenses creen que este sábado 15 de abril Corea del Norte llevará a cabo su sexta prueba nuclear o un nuevo lanzamiento de misiles balísticos para conmemorar el 105.º aniversario del nacimiento de su antiguo líder, Kim Il-sung, el abuelo de Kim Jong-un, el actual gobernante del país.

Fuente: El 19 Digital

e-max.it: your social media marketing partner