Es normal ver a gente durmiendo con gatos o perros en la misma cama. Después de todo, son peludos, dan calor y puedes abrazarlos.

 

Sin embargo, seguramente muchos dudarían en pasar la noche con una serpiente de 3 metros. Y con justa razón. Después de conocer la historia de esta mujer, entenderás por qué meter animales salvajes a la cama no es una buena idea…

serp muj2

La mujer dejaba que su serpiente pitón durmiera con ella todas las noches. Pensaba que era totalmente inofensiva…

serp muj3

La serpiente solía rodearla, pasar por su espalda, sus hombros y el resto de su cuerpo.

serp muj4

Un día la pitón dejó de alimentarse. Esto preocupó a la mujer, era extraño en ella, entonces decidió llevarla al veterinario para clarificar el asunto.

serp muj5

La veterinaria le hizo varias preguntas a la mujer. Ella le contó sobre su hábito de dormir con el animal y así la doctora pudo entender lo que estaba sucediendo.

serp muj6

La doctora le dio las terribles noticias: la pitón había dejado de comer porque estaba preparando su estómago para una comida mayor. Su mascota planeaba comérsela mientras dormía y ella no se había dado cuenta.

serp muj7

La mujer comprendió que estaba viviendo una pesadilla. Afortunadamente lo supo a tiempo y logró salvarse. ¡No lo podía creer!

serp muj8

Ya lo sabes. No es bueno tener animales salvajes. ¡Ellos deberían estar en su hábitat natural!

upsocl

e-max.it: your social media marketing partner