Enamorados disfrutaron una Noche de Corazones Rojos

Música de clásicos, romántica, canto y bailes, fueron los principales elementos de la Noche de los Corazones Rojos, organizada por el Movimiento Leonel Rugama en el Paseo Xolotlán, y disfrutada por decenas de parejas de enamorados que acostumbrar a pasear los fines de semana por ese centro de esparcimiento.

Griselda Rivas, Coordinadora departamental del Movimiento Cultural Leonel Rugama, explicó que la idea de la Noche de los Corazones Rojos es propiciar el reencuentro entre las parejas.

«Nos estamos reencontrando con esa persona amada, nos estamos reencontrando en familia, en unidad, estamos reencontrándonos para celebrar juntos el 14 de febrero, ese día que celebramos el amor y la amistad», comentó.

«Estamos con diferentes artistas, tenemos la compañía de danza WSK, tenemos a Fernando Escorcia en el saxofón con música Jazz que nos está deleitando, tenemos la participación de Eduardo Martinica con rumba flamenca, entre otros artistas, que nos están deleitando para encontrarnos con esa persona amada», dijo Rivas.

noche tango 2

El artista Fernando Escorcia, que tocó varios temas de Jazz, señaló que la música es para enamorar.

«Aquí estamos en este paseo bellísimo, estamos disfrutando de la gente y de la música. La música que estamos tocando nunca pasa de moda, son clásicos para enamorar», aseguró.

Por su parte, parejas de enamorados jóvenes y de la tercera edad, dijeron sentirse a gusto escuchando los clásicos y disfrutando de los bailes.

«Me siento súper emocionada, esta música me recuerda mis tiempos de noviazgo, estamos pasándola de maravilla, es una excelente iniciativa de los jóvenes», comentó doña Elena Rosales, quien estaba acompañada de su esposo.

Marcos Rios y su novia Beatriz Villanueva, dijeron que el evento les encantó porque la música es el lenguaje del alma y del corazón.

«Qué noche más linda la que estamos pasando, realmente nos topamos con esta actividad y nos quedamos viendo y disfrutando, muy bonito, hasta podemos bailar», dijo Beatriz.

Benita Sáenz y su esposo Roberto Mendoza, manifestaron que el concierto organizado a la luz de la luna fue una idea grandiosa.

«Qué lindo esto, que belleza de música que inspira, que lo pone a uno más romántico, este es un regalo muy bonito que nos hacen los jóvenes de la Juventud Sandinista a todos los enamorados», dijo doña Benita.

El 19 Digital