10 alimentos que debes comer cuando tengas dolores menstruales

Apenas sonó el despertador supe que sería una de esos días malos en los que comienzo a pensar tonterías tan grandes como que odio ser mujer, pues realmente es algo que amo, pero definitivamente hay algunas cosas que vienen con el paquete femenino que quisiera desaparecieran de la faz de la Tierra.

 

El cólico que tenía esa mañana, por ejemplo, el cual parecía más bien una tortura de la Inquisición que me estaba taladrando el vientre con tal fuerza que el dolor se fue esparciendo hacia abajo, tocando mi cintura como con mil agujas y abultándose en mi entrepierna en forma de una presión bastante irritante.

Las piernas me hormigueaban como si un día antes hubiera hecho las 100 sentadillas que he soñado con lograr en el gimnasio; mi piel se veía verdosa y atacada por un par de granos que siempre se asoman días antes de que me baje. Aunque lo único que quería era quedarme debajo de las cobijas por el resto del día, tuve que levantarme a verificar que todo estuviera en orden con mis sábanas y la pijama que traía puesta, pues para variar y según el calendario, la tortura no tenía que haber llegado sino hasta una semana después.

Como todas las veces que comienza mi periodo, un hambre voraz me atacó, además de una gran renuencia a bañarme, arreglarme y mucho menos maquillarme. Fui a la cocina para buscar algo que pudiera saciar mis ganas de comer como si fuera el último día, pero sabía que tomarme un refresco, untarle salsa a mis molletes o comerme algunas rebanadas de jitomate sólo triplicarían el dolor que, como cada mes, llegó una vez más para volverme un mar de hormonas y tenerme cinco o seis días de muy mal humor.

Y aunque existen ya varios antídotos para algunos de los molestos síntomas que este proceso meramente natural nos provoca a muchas mujeres, no es óptimo tomar una o más pastillas para disfrazar los cólicos durante algunas horas; como muchos médicos lo explican: la medicina debe ser preventiva, no curativa.

Afortunadamente, no sólo me refiero a medicamentos, pues muchos alimentos poseen propiedades curativas que alivian y previenen toda clase de problemas físicos como los insoportables cólicos menstruales.

1. Zanahoria
Ya sea en un jugo fresco o cruda y en rebanadas, esta verdura facilita la circulación de la sangre, por lo que te ayudará a disminuir los espasmos de tu estómago en esos días difíciles.

2. Frambuesa

Prepárate un té de frambuesa para ayudar a relajar tus músculos abdominales y evitar que se contraigan con tanta fuerza.

3. Pescado

Este alimento está lleno de Omega 3, el aceite que te ayudará contrarrestar los desbalances hormonales que también sufrimos esos días.

4. Sauce blanco

Hervir un poco de corteza de sauce blanco será como tomarte un antiespasmódico fabricado por la madre naturaleza.

5. Melaza

Agrega una o dos cucharadas de melaza en una taza de leche tibia y bébela en cuanto comiencen tus cólicos.

6. Agua
Mantenerte hidratada en estos días es sumamente importante, ya que el agua reduce la hinchazón que te provoca tantas molestias durante la menstruación.

7. Menta

La menta es un antiespasmódico natural y milenario que alivia cualquier dolor de estómago.

8. Canela

Esta hierba no sólo aromatiza las infusiones, también contiene manganeso, que ayuda a reducir los cólicos menstruales pues funciona como un antiinflamatorio bastante poderoso.

9. Manzanilla

Esta plantita es un tesoro con el que disminuyes cualquier tipo de irritación, así que una taza de té de manzanilla recubrirá tu estómago, aliviando tus molestias.

10. Jamaica

Estas hojas son un diurético natural que te ayudará a regular la inflamación que los cólicos causan en la parte baja del vientre, así como a aliviar la presión que sientes sobre él durante el periodo.

Así como existen alimentos que nos ayudan a disminuir o desaparecer la hinchazón, irritación y dolor sobre nuestro vientre causados por los ineludibles cólicos menstruales, existen otros alimentos que debes evitar a toda costa cuando se acerque la fecha de tu periodo.

Por lo que será muy importante que lleves un calendario en donde puedas revisar qué días tienes que empezar a prevenir estas molestias comiendo o tomando mayormente alguno o varios de los alimentos de este listado.

Como también sabemos que durante esos días te sentirás decaída, por no decir triste, prepara una rápida y deliciosa receta sin mucho esfuerzo con la que te consientas comiendo alguno de los alimentos que saben mucho mejor cubiertos de chocolate y cuando te sientas con más ánimos, lee el artículo que habla sobre 3 formas en que la comida se relaciona con la depresión para que ni por error incluyas algo de eso en tu dieta.

Fuente: http://culturacolectiva.com/10-alimentos-que-debes-comer-cuando-tengas-dolores-menstruales/