5 beneficios de «hacerlo» bajo el agua. Es más saludable y más rico

Nada como tener una buena sesión de pasión con tu pareja. Ya se tiene bien claro que el fuego bajo las sábanas es justo y necesario para sobrevivir a este mundo. Entre toda la mentira y desgracia del planeta, siempre queda «el rapidín.»

sep02
Pero bueno, no estamos aquí para filosofar sobre los beneficios existenciales del «cuchiplancheo», sino de los beneficios del «cuchiplancheo» bajo el agua, porque éstos no son solamente satisfactorios, sino que saludables para tu ser.

Así es, así a aventurarnos al mundo «bajo del mar» donde la vida es más sabrosa, aquí te dejamos los 5 beneficios de hacerlo bajo el agua. Basta de aburridas camas por un rato.

sep03

1.­ Adiós al estrés.

No por nada cuando te bañas es el momento que utilizas para reflexionar de la vida y «limpiarte» de los problemas por unos minutos, lo mismo pasa cuando entras en acción bajo el agua, si de por sí, está científicamente comprobado que tener un momento de salvajismo ayuda a desestresarte, auméntale al combo una pisinita (aunque sea inflable), el desestrés será máximo.

2.­ Bajarás de peso.

Debido a la densidad del agua, el desempeño físico será mayor, así que no dudes en «darle con todo» en ese ambiente tan libre, ya que tu cuerpo te lo agradecerá, en todos los sentidos.

3.­ Saludable «al cien.»

Hacerlo bajo el agua aumentará la producción de tus niveles de estrógeno y progesterona, lo que resulta muy benéfico para tu descendencia (pero no, no dejes descendencia, cálmate). Si mantienes esta actividad entre tus constantes, disminuirás las probabilidades de endometriosis, calambres, artitris, paros cardiacos, y hasta Alzheimer.

4.­ Más experiencia.

Claro, si ya lograste cumplir la misión de hacerlo bajo el agua, el mundo terrenal ya no te será nada intimidante, así que ya tienes cosas que agregar a tu currículum de experiencia al tirar la pasión, ya sabes.

5.­ Fortalecerán la relación.

Así es, cada que los dos decidan hundirse en ese mundo húmedo y denso, el lazo se hace más fuerte, más que nada porque siempre tendrán un buen recuerdo placentero y divertido que compartir.

Ahora ya sabes, no esperes para intentar esta experiencia, igual y siempre queda la playa, aunque eso sí, cuidado con la rozadita con la arena…
Si te gustó este artículo no dudes en COMPARTIR y COMENTAR. Da LIKE