Foto Multinoticias / Entrega de viviendas dignas del programa Bismarck Martínez en Chinandega

Alcaldía de Chinandega entrega 25 viviendas dignas del programa Bismarck Martínez

Con mucha alegría y regocijo 25 familias chinandeganas recibieron sus nuevas casas de habitación, del programa de viviendas dignas y seguras “Bismarck Martínez”, como parte de la restitución de derechos a tener condiciones de un lugar seguro, donde puedan vivir en paz y tranquilidad.

Ana Gabriel Rivera, una joven madre protagonista de esta nueva entrega de viviendas, dijo sentirse muy agradecida y satisfecha con el Gobierno Sandinista porque le ha restituido su derecho a tener una casa digna, donde vivir en compañía de su familia.

“Estoy muy feliz, ahora si voy a poder decir esta es mi casa, este lugar es mío propio y de mis hijas. Quiero agradecerle primeramente a Dios y al Comandante Presidente Daniel Ortega Saavedra y la compañera Vicepresidenta Rosario Murillo por este apoyo a las familias trabajadoras de Nicaragua, de tener un lugar digno donde vivir y seguir adelante trabajando en la vida”, manifestó Rivera.

Viviendas dignas y seguras

La vivienda de 42 metros cuadrados tiene dos cuartos, sala – comedor, baño, porche, ventanas y patio, construida con altos estándares para brindar un techo seguro, que vendrá a darle a sus habitantes un confort que llenarán sus vidas de mucha alegría, sueños, metas y esperanzas, gracias a las gestiones del Gobierno central y municipal.

Seguimos trabajando hombro a hombro con nuestro gobierno central, seguimos trabajando con amor, y por amor a nuestro pueblo, y eso nos satisface, llenándonos de mucho orgullo y compromiso para vivir mejor y seguir construyendo una gran nación”, expresó la compañera Aura Lila Padilla, alcaldesa de Chinandega.

El programa de viviendas sociales dignas y seguras “Bismarck Martínez”, sigue creciendo y ampliando sus beneficios, fortaleciendo las capacidades, seguridad y derechos de todas las familias nicaragüenses.

Jair Carrillo Roque

Corresponsal Multinoticias – Chinandega