Autoridades de Mateare brindan acompañamiento a familiares de jóvenes ahogados

Los familiares de Darwin Cárcamo Meléndez, de 21 años; José Francisco Chavarría, de 18 años; y José Anibal Pineda Larios de 21 años, encontrados ahogados en las aguas del Lago Xolotlán en horas de la mañana, están recibiendo el acompañamiento solidario de las autoridades del Gobierno Sandinista de Mateare.

Estos jóvenes no eran pescadores tradicionales, sí acostumbraban ir a pescar, aunque no sabían nadar. Ellos, según indicaron algunos vecinos, preparaban botellas plásticas para amarrarse y mantenerse a flote.

La alcaldesa del municipio de Mateare, compañera Miriam Salinas, explicó que “Ayer como a las dos de la tarde, salieron estos jóvenes a pescar y lamentablemente sucedió esa tragedia en la que perdieron la vida estos miembros de la juventud que no conocían el terreno y sucedió esta desgracia”.

“Jamás nos esperamos esta tragedia en la que perdieron la vida estos chavalos que estaban en su plena juventud”, resaltó.

Sobre el acompañamiento solidario, Salinas afirmó que “La alcaldía está dando el acompañamiento junto a todas las instituciones involucradas como el Minsa. Acá les estamos entregando el ataúd, pan, café y todo lo que requieran para el entierro que será a las dos de la tarde en el Cementerio La Merced”.

El doctor Manuel Largaespada Flores, director del centro de salud de Mateare, externó que «Los cuerpos salieron a flote hoy en la mañana. Debido al estado de los cuerpos, se habló con los familiares para enterrarlos pronto, además se les brindaron todas las recomendaciones de higiene y seguridad».

“En búsqueda de salvaguardar la vida, y tratando de salvarse simultáneamente, fallecieron los tres”.

Elba Estela Martínez Sánchez, abuela de José Francisco Chavarría Martínez, manifestó sentirse agradecida al recibir el apoyo de las autoridades en estos momentos tan difíciles para toda su familia.

“Esto que las autoridades se preocupan al ver un caso así es bueno. Yo le agradezco primeramente a Dios y después a las autoridades porque están presentes viendo qué se puede hacer por él y por nosotros”.

Doña Elba recordó que “él salió al medio día de la casa y no me dijo para donde iba. Él no sabía nadar, la mamá de él vive en Costa Rica, la estamos esperando, haciendo un intento para que ella lo pueda ver antes del entierro”.

Yanina Caballero, vecina de los jóvenes, comentó que “Estos niños nosotros los vimos crecer, ellos no tenían ningún vicio, no eran chavalos vagos. No entiendo cómo agarraron para la playa si ellos no eran pescadores y ninguno sabía nadar”.

Enfatizó que “Es una tragedia que embarga a toda la comunidad y al municipio entero porque cuando pasan cosas así apoyamos con lo que podemos, ya que somos bien unidos”, añadió.