Brigadas médicas salen rumbo al Corredor Seco para realizar Censo Nutricional

Erika perdió fuerza y se convirtió este sábado en un ciclón tropical mientras se hallaba en suelo cubano, al registrar vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El centro meteorológico, con sede en Miami, emitió un boletín especial en el que informó que Erika es un remanente de baja presión mientras se desplaza en tierra por el oeste de Cuba y, por ello, ha retirado todos sus avisos y advertencias de tormenta tropical.

Un total de 60 brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) salieron este sábado hacia 37 municipios de 9 departamentos del Corredor Seco con el objetivo de darle seguimiento al estado nutricional de los niños, fortalecer la lucha antiepidémica y atender a las personas con discapacidad.

Los municipios a recorrer son Somoto, San Lucas, Totogalpa, Cusmapa, Yalaguina y Telpaneca, en el departamento de Madriz; San Nicolás, San Juan de Limay, Pueblo Nuevo y Condega en Esteli; y Macuelizo, Ciudad Antigua, Mozonte y Santa Lucía en Nueva Segovia.

También se visitará San Isidro, Ciudad Darío y Terrabona en Matagalpa; Comalapa en Chontales; Santo Tomás del Norte, San Pedro del Norte, San Francisco del Norte, Cinco Pinos, El Realejo, Somotillo y Villanueva en Chinandega; León (zona rural), Larreynaga, Santa Rosa del Peñón, El Jicaral, El Sauce, Achuapa y La Paz Centro en León; y San Francisco Libre y El Crucero en el departamento de Managua.

La compañera Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, explicó este viernes que este censo persigue fortalecer la Merienda Escolar en 50 municipios del país.

Estos 60 brigadistas estarán a lo largo de toda una semana en las comunidades, según explicó el doctor Enrique Beteta, Coordinador del Movimiento Médico Sandinista.

Beteta recordó que el año pasado se realizó una movilización a estas zonas para verificar el estado nutricional de los niños, de tal forma que en esta ocasión se le dará seguimiento al tema, a lo que hay que sumar acciones en función de la lucha contra el Dengue y el Chikungunya.

En relación a los pacientes del Programa Todos con Voz, la idea es captarlos y abocarlos a las unidades más cercanas para brindarles el acompañamiento debido.

Modelo de salud familiar

En cada una de las brigadas van enfermeros, personal auxiliar y médicos en distintas especialidades.

«Hay coordinación con el área de salud local. Es decir, del área de salud local sale otro grupo de compañeros» hacia las comunidades, señaló Beteta.

Janeth Vega, coordinadora del Movimiento Sandinista de Enfermeras y Técnicos de la Salud, manifestó que la prioridad es fortalecer el Modelo de Salud Familiar y Comunitaria enfrentando las epidemias y garantizando el seguimiento al censo nutricional a la niñez.

«Es un trabajo de relación donde nosotros como Minsa nos acercamos al pueblo», apuntó.

Un aspecto a tener en cuenta es que estos brigadistas son voluntarios que se están internando a las comunidades embargados de su disposición de servicio y por tanto de restituir los derechos a los nicaragüenses más pobres.

Un ejemplo de ello es Ilda Indira Calderón, médico del Hospital Alemán.

«Son territorios secos con mucha dificultades en la accesibilidad a los servicios de salud, que con esta política del Gobierno se está viendo restituido», aseguró Calderón.