Foto Cortesía / Trabajador de la madera británico de 35 años reclutado con engaños por el ejercito ucraniano.

Británico capturado en Ucrania cuenta cómo le «mintieron» para reclutarlo y por qué se siente «engañado»

Según el hombre, que fue reclutado por la Legión Internacional de Defensa Territorial ucraniana, le prometieron que no lo enviarían al frente y que no tendría que luchar, pero luego acabó «mucho más cerca de la primera línea de fuego de lo que le hubiera gustado».

Un trabajador de la madera británico de 35 años ha relatado en una entrevista a RT cómo decidió ir voluntariamente a Ucrania para prestar ayuda a la gente «que la necesitaba», se encontró en la primera línea de fuego y resultó herido antes de rendirse a los soldados rusos.

Andrew, natural de Plymouth, detalló que a mediados del pasado mes de marzo llegó a la frontera entre Polonia y Ucrania, donde un integrante de la Legión Internacional de Defensa Territorial ucraniana lo reclutó. 

«Preguntó qué sabía hacer yo. [Respondí que] tengo experiencia médica básica, sé cómo dar primeros auxilios, ayudar con lesiones menores y cosas por el estilo. Dijo que en ese caso sería más útil estando más adentro del país. Según él, allí sí que podría ayudar a la gente», recordó.

Siguenos en YouTube

El hombre, quien afirma que no tenía ninguna experiencia previa de combate, explicó que junto con otros voluntarios extranjeros primero fue enviado a la ciudad de Lvov y luego a Kiev. «En Kiev vivíamos en una especie de residencia de estudiantes. No hicimos mucho, estábamos encerrados en el edificio. No se nos permitía salir del edificio. […] Como se nos dijo, no se nos permitía salir del edificio por nuestra propia seguridad. Así que durante varias semanas no tuvimos oportunidad de salir al exterior«, apuntó.

Situación en Bucha

El británico detalló que entre los días 3 y 5 de abril fue enviado a la ciudad de Bucha, ubicada a pocos kilómetros al noroeste de Kiev, luego de que las unidades rusas se hubieran retirado el 30 de marzo de la localidad en el marco de un reagrupamiento de tropas. «Nos enviaron a Bucha después de que los rusos se fueran de allí. Allí pude relacionarme con los lugareños. No estábamos en la propia Bucha, sino en sus afueras», detalló, agregando que en la zona «no había signos de batalla».

Comentando los reportes de medios ucranianos y occidentales de que los soldados rusos habrían matado a tiros a civiles y dejado sus cuerpos en las calles de Bucha, subrayó que no vio cadáveres. «Personalmente, no vi ningún cadáver, nada de eso. Todo parecía intacto», dijo. «No había signos de lucha en absoluto donde estábamos», añadió.

Andrew señaló que al llegar a la localidad tuvo que «entrar en contacto con los residentes locales, hablar con ellos, llevarles comida» y asegurarse de que estaban bien. «Creo que se suponía que debíamos ser su apoyo, hablar con ellos, hacerles sentir seguros. Eso nos dijeron», apuntó.

En primera línea de fuego

El inglés declaró que más tarde fue trasladado a la ciudad de Nikoláyev para, como él creía, prestar asistencia médica. «Me dijeron que no me enviarían al frente y que no tendría que luchar; no había planes de combate y solo se me necesitaba en caso de que alguien requiriese atención médica«, apuntó. «De hecho, acabé mucho más cerca de la primera línea de fuego de lo que me hubiera gustado. Entonces, cuando el fuego de la artillería vino hacia nosotros, cuando las tropas rusas llegaron […] me rendí. Y vi morir a otros miembros de mi equipo», añadió.

Andrew dijo que resultó herido y un militar ruso le dio los primeros auxilios. «Después […] me interrogaron varias veces para establecer lo que había estado haciendo. Ahora estoy en este hospital civil donde me cuidan bien», apuntó.

«Mintieron para reclutar. Te preguntaban qué podías hacer, y cuando respondías lo que querías hacer, te decían que sí, que tenían un puesto así, que podías ayudar de esta manera. Y entonces, antes de que te des cuenta, ya estás en una situación en la que no quieres estar. Te encuentras en una situación que no quieres. En un lugar que no quieres estar, donde no tienes que estar«, manifestó. Además, señaló que siente que fue «engañado terriblemente» no solo por la legión internacional de Ucrania, sino por «el Reino Unido, por los medios de comunicación y la propaganda occidentales». 

Regreso al Reino Unido

Actualmente, Andrew permanece en un hospital de Donetsk y espera regresar al Reino Unido tras someterse a una cirugía. «Las autoridades de la República Popular de Donetsk están tratando de organizar un traslado para mí», reveló.

Sin embargo, denunció que, «por el momento, el Ministerio de Asuntos Exteriores británico y la Embajada ucraniana no están haciendo ninguna gestión» para que pueda regresar a su país. «Esto es lo que está retrasando mi partida al Reino Unido», agregó.

Fuente: Actualidad RT
Fuente: Actualidad RT

RT en Español es el primer canal de televisión ruso en idioma castellano con señal de alcance mundial.

Otras publicaciones