Cinco razones por qué uno despierta cansado y agotado

Te proponemos algún sencillo consejo para prevenir este problema y conseguirás despertarte con más energía y frescura.

1. Tu dormitorio parece una cueva oscura incluso después de amanecer:

Bloquear la luz solar y cerrar las persianas del cuarto para que parezca que nunca amanece no es buena idea. La habitación completamente oscura puede ayudarte a permanecer dormido por más tiempo. Si no dejas que la luz solar se cuele en tu dormitorio por la mañana, tu propio cuerpo no sabrá que es hora de despertarse.

CONSEJO: Utiliza persianas o cortinas que bloqueen la luz nocturna pero que todavía permite a la luz del día brillar a través de esos cristales.

2. Te mantienes despierto por la noche hasta muy tarde

Ya sea que es porque sales tarde de trabajar o porque estás viendo tu serie favorita o navegando por internet, irte tarde a dormir posiblemente signifique que no estás durmiendo las horas suficientes que deberías. La mayoría de nosotros necesitamos al menos 7-8 horas de sueño diario. Si este no es tu caso, seguramente te estés despertando agotado y de mal humor. Deprivar tus horas de sueño está conectado también con el aumento de apetito (ojito) y puede además debilitar tu sistema inmune (tiendes a coger gripes con mayor frecuencia)

CONSEJO: Intenta tener un horario fijo de sueño y dormir las horas suficientes, verás como te despiertas con mucha más energía y mejor humor para comenzar tu mañana

3. Te fuiste a dormir con sensación de estrés o con alguna preocupación.

Quizás estés nerviosa por alguna situación que te haya pasado, porque tienes una reunión importante al día siguiente o simplemente estresada porque no llegas a fin de mes (cualquier cosa). Pensar sobre todas tus situaciones de estrés antes de dormir solo harán que no contraigas un sueño profundo, porque te irás a la cama con sensación de preocupación, por lo que seguro no descansarás como deberías.

CONSEJO: Si hay alguna situación que te esté molestando, intenta buscar una manera de resolverla y ajustar tu mente, haz ejercicio, practica yoga, habla con tu mejor amiga, desahógate de alguna manera que te mantenga relajado o pueda ayudarte.

4. Pones el despertador varias veces en la mañana.

Si eres una de estas personas que a propósito pone la alarma antes para poder seguir atrasando los minutos de sueño y posponindo la alarma para así sentir que duermes más, realmente lo que estás haciendo es interrumpir tu sueño de manera prolongada. Este horrible sonidito del despertador interrumpirá tu calidad de sueño.

CONSEJO: Hazte un favor a ti mismo. Ponte solo una alarma con el tiempo que necesites para prepararte y duerme por más tiempo.

5. Mucha cafeína antes de dormir o te pasaste con los tragos.

Un vaso de vino puede tener muchos beneficios (reduce el riesgo de ataques al corazón y aumenta la fuerza de los huesos. Pero si bebes una copa de vino muy cerca de la hora de irte a dormir (o dos o tres vasos) Puede ser que esto reste tu capacidad de dormir plácidamente (incluso si caes dormido rápidamente). En el caso de la cafeína, beber una taza de café puede hacer que aumente tu energía y te sea casi imposible caer dormido. Sea lo que sea de los dos casos anteriores te levantarás más débil y cansado.

CONSEJO: Limita el café y el vino antes de ir a dormir y asegúrate de dormir como un bebe.

 

Fuente: Facilisimo