Foto Cortesía / Grupos armados neonazis en Ucrania

Combatientes y cabecillas del batallón radical ucraniano Aidar, se rinden a las milicias de Lugansk

Lugansk — Militares ucranianos del batallón de asalto Aidar, implicado en abusos contra civiles en el Donbás, dejaron de oponer resistencia en la periferia de Severodonetsk, afirmó Rodión Miróshnik, el embajador de la República Popular de Lugansk (RPL) en Moscú. Destaca el medio internacional Sputnik.

«Está confirmado que los de Aidar, junto con sus jefes, se han rendido en Metiólkino, un suburbio de Severodonetsk. Se ha completado la limpieza de esta localidad», publicó Miróshnik en la red social Telegram.
El diplomático mencionó además que combatientes ucranianos atrapados en la planta química Azot, en Severodonetsk, «dan señales de que están dispuestos a continuar las negociaciones».
 
El batallón Aidar, uno de los múltiples grupos de voluntarios nacionalistas que surgieron en la primera fase del conflicto armado en el este de Ucrania, en 2014, operaba principalmente en el norte de la región de Lugansk.
 
En septiembre de 2014, la ONG Amnistía Internacional denunció que miembros de Aidar «han estado involucrados en abusos generalizados, que incluyen secuestros, detenciones ilegales, malos tratos, robos, extorsiones y posibles ejecuciones».
Fuente: Sputnik
Fuente: Sputnik

Sputnik es una agencia de información del siglo XXI, que dispone de Servicios de noticias

Otras publicaciones