Foto Cortesía / Vacuna cubana Soberana 2 contra la COVID-19

Cuba envía a Nicaragua nueva carga de vacunas anti-covid-19 Soberana02 para completar la campaña de vacunación infantil

Cuba envió este viernes a Nicaragua otra carga de vacunas anti-covid-19, Soberana 02, para completar en ese país las dosis necesarias en la inmunización infantil, informó el Instituto Finlay de la nación antillana, a cargo del inmunógeno.

En un mensaje en su cuenta en Twitter, la entidad cubana detalló que ya Cuba muestra una reducción importante en la incidencia de la covid-19 en el grupo de edad de dos a 18 años, gracias a la campaña de vacunación desarrollada aquí con los productos propios Soberana 02 y Soberana Plus.

En esa nación centroamericana, la campaña nacional de vacunación en edades pediátricas contra la enfermedad inició desde el pasado 25 de octubre y se extiende al segmento poblacional comprendido entre los dos y 17 años de edad.

Para ese fin Cuba ya había enviado un primer cargamento de 1 200 000 dosis de las vacunas desarrolladas en el país contra la covid-19, Soberana 02 y Abdala, esta última perteneciente al Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Ambos inmunizantes obtuvieron la aprobación para su uso de emergencia por parte de la autoridad de Regulación Sanitaria del Ministerio de Salud nicaragüense.

Este país se sumó así a otras naciones como Irán, Venezuela y Vietnam donde ya administran a su población vacunas creadas por instituciones científicas cubanas para enfrentar el coronavirus SARS-CoV-2.

Las entregas de la industria farmacéutica de la mayor isla del Caribe concluirán en diciembre con 1,1 millón de dosis de Soberana Plus y 1,3 millones de Abdala.

El acuerdo con Cuba prevé la entrega a este país, durante el último trimestre del año, de un total de siete millones de dosis de los inyectables que produce la nación antillana.

Como un ejemplo de solidaridad calificó recientemente el embajador de Cuba en Nicaragua, Juan Carlos Hernández, el suministro de los fármacos a este país centroamericano.

El acuerdo bilateral para la adquisición de siete millones de vacunas es una muestra más de la hermandad entre ambas naciones, un trabajo por décadas que se complementan con la transacción, declaró Hernández.