Foto Multinoticias / Lectura de la declaración de la bancada nicaragüense en el PARLACEN

Declaración de la bancada nicaragüense en el PARLACEN ante las acciones injerencistas de la OEA

La Bancada de diputados y diputadas ante el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) por el Estado de Nicaragua, emitió este martes una declaración ante las reiteradas acciones injerencistas de la Organización de Estados Americanos (OEA), en los asuntos internos de Nicaragua.

A continuación, declaración íntegra de la bancada nicaragüense en el PARLACEN:

PARLAMENTO CENTROAMERICANO

Subsede Nicaragua

DECLARACIÓN

La Bancada de diputados y diputadas ante el Parlamento Centroamericano por el Estado de Nicaragua

Considerando:

Que hemos sido electos por el voto popular y directo del pueblo nicaragüense para representarlo en ante el Parlamento Centroamericano, órgano permanente de representación democrática del Sistema de la Integración Centroamericana.

Considerando:

Que la declaración de Esquipulas, suscrita por los Presidentes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica el 24 y 25 de mayo de 1986, es génesis del proceso de integración centroamericana y marco axiológico de sus instituciones y como tal reconoce que “Que la paz en América Central solo puede ser fruto de un auténtico proceso democrático pluralista y participativo que implique la promoción de la justicia social, el respeto a los derechos humanos, la soberanía e integridad territorial de los Estados y el derecho de todas las naciones a determinar libremente y sin injerencias externas de ninguna clase, su modelo económico, político y social, entendiéndose esta determinación como el producto de la voluntad libremente expresada por los pueblos”.

Considerando:

Que el Protocolo de Tegucigalpa a la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos, consagra como uno de sus propósitos “Reafirmar y consolidar la autodeterminación de Centroamérica en sus relaciones externas, mediante una estrategia única que fortalezca y amplíe la participación de la región, en su conjunto, en el ámbito internacional”.

Considerando:

Que el pueblo nicaragüense libre y soberanamente, en el marco de sus derechos cívicos y políticos garantizados por sus instituciones públicas, acudió este 07 de noviembre a ejercer su derecho a elegir y ser electo, en una fiesta cívica en la que concurrieron diversas expresiones ideológicas y partidarias y que transcurrió en la paz y el respeto que anhelamos todos y todas las nicaragüenses.

Por tanto, en pleno ejercicio de la representación democrática del pueblo nicaragüense ante el Sistema de la Integración Centroamericana:

1. Reiteramos que la autodeterminación y soberanía nacional es un asunto exclusivo del pueblo nicaragüense y como tal tenemos el derecho de decidir sobre nuestro modelo económico, político y social sin intromisión extranjera.

2. Condenamos las ilegitimas expresiones adoptadas por la Organización de Estados Americanos (OEA) que pretenden menoscabar nuestra soberanía y autodeterminación y recomendamos al Gobierno de Nicaragua considerar el retiro de nuestra nación de ese foro en tanto su tendencia injerencista e intervencionista persista.

3. Demandamos a las naciones del mundo el absoluto respeto a la voluntad del pueblo nicaragüense e invitamos a sostener relaciones políticas, económicas y diplomáticas en el estricto respeto de las normas del derecho internacional público; igualmente a los parlamentos del mundo y en especial a los parlamentos regionales, exigimos el respeto a la decisión soberana de nuestro pueblo invitándoles a sostener espacios de diálogo con nuestros representantes para imponerse de manera real y sin sesgos de la realidad que forja Nicaragua.

4. Orientamos a nuestros diputados ante la delegación de la Eurolat a expresar en las próximas reuniones de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana, su rechazo a la injerencia de algunos eurodiputados que pretenden utilizar esa institución para menoscabar la soberanía nacional de Nicaragua.

5. Reafirmamos nuestra voluntad de establecer diálogos constructivos como todas las naciones y expresiones políticas e ideológicas siempre que sean el estricto respeto a la autodeterminación de Nicaragua y sin menoscabo de la soberanía del pueblo.