EEUU espió durante 24 años a Gabriel García Márquez

El escritor colombiano Gabriel García Márquez fue espiado durante 24 años por el FBI. Así lo reveló el diario The Washington Post luego de obtener documentos desclasificados de la agencia federal.

El premio Nobel estuvo bajo vigilancia desde el año 1961, cuando se alojó durante un mes en el Hotel Webster, en Manhattan, en compañía de su esposa Mercedes Bacha y su hijo Rodrigo García.

El motivo del espionaje habría sido la incorporación de García Marquez a la agencia de noticias cubana Prensa Latina en Nueva York. También porque con el tiempo, el escritor se volvió amigo cercano de Fidel Castro.

Sin embargo, el periódico estadounidense aclaró que «las motivaciones del FBI para investigarlo son poco claras”. Las 137 páginas que se hicieron públicas no menciona una investigación criminal contra el Nobel, aunque aún hay otras 133 páginas clasificadas.

Edgar J. Hoover, en aquellos años director del FBI, ordenó que la agencia sea avisada de inmediato si el escritor “entra a Estados Unidos por cualquier propósito”.

Entre los datos revelados aparecen que García Márquez pagó una tarifa de 200 dólares mensuales por alojarse en un hotel de Nueva York. El FBI tenía contacto con al menos nueve informantes confidenciales, quienes le seguían los pasos al autor de “Cien años de soledad”.

Respuesta de la familia

Rodrigo García, hijo del Nobel, dijo que desconocía la investigación del FBI, aunque no se mostró sorprendido. “Considerando el hecho de que este colombiano estaba en Nueva York para abrir una agencia de prensa cubana, hubiera sido inusual que no lo espiaran”, declaró al medio.

Recordó que por esos años en más de una ocasión su padre mencionó que había descubierto que en su camino de regreso a casa era seguido por dos hombres que hablaban entre ellos mediante susurros.