El preso más sexy del mundo debutó en las pasarelas de Nueva York

El preso más sexy del mundo está de regreso. Dos años después de que su foto de prontuario se convirtiera en viral, Jeremy Meeks se subió a las pasarelas. Y nada menos que a las del evento de moda más influyente del mundo, la New York Fashion Week.

Foto Internet 

Meeks pasó nueve de sus 31 años en la cárcel, condeando por distintos robos y posesión de armas de fuego. La última vez fue detenido en Stockton, California. Tras quedar en libertad, hace un año, fue contratado por la agencia de modelos White Cross e hizo algunas campañas publicitarias.

Pero su gran debut fue este lunes, en Nueva York, cuando desfiló para el diseñador alemán Philipp Plein y ante celebridades como Madonna y Kylie Jenner.

A pesar de que le llueven pretendientes, Meeks está felizmente casado y es padre de tres hijos. A ellos les agradeció por «el amor y el apoyo» cuando firmó el contrato como modelo que le cambió la vida.

FUENTE: tn.com.ar