Foto: MINREX // Compañero Francisco Javier Bautista Lara junto a Su Eminencia Cardenal Edgard Peña Parra, Sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

Embajador de Nicaragua en la Santa Sede saludó al Monseñor Edgard Peña Parra

En nombre del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega, de la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo y del Canciller, Compañero Denis Moncada, el Embajador de Nicaragua, Compañero Francisco Javier Bautista Lara, expresó el Saludo Fraterno y Respetuoso del Gobierno y Pueblo de Nicaragua, a Su Eminencia Cardenal Edgard Peña Parra, Sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

El Alto Funcionario del Vaticano y el Diplomático, compartieron sus buenos deseos y Esperanzas para el Futuro inmediato, la preocupación sobre la pandemia que afecta a la humanidad en un panorama incierto, el mensaje del Papa por el acceso equitativo y universal de la vacuna para un mundo más Justo y Sano.

La Santa Sede y Nicaragua coinciden en la preocupación sobre el Cambio Climático, las graves consecuencias que afectan a los más vulnerables, y los últimos huracanes que impactaron en el Caribe; hay incremento del riesgo en Centroamérica, por lo que se insiste en demandar Justicia Climática y Reparación, ayuda sin condiciones ni amenazas. Es indispensable asumir, desde Laudato si y el Acuerdo de París, responsabilidad y compromiso para la próxima Cumbre de Naciones Unidas (Glasgow, COP26).

Bautista compartió algunas percepciones de los nicaragüenses acerca del entorno internacional, quienes insisten en relaciones de Diálogo y Respeto entre las Naciones, reconocen la falta de Solidaridad en el abordaje mundial de la pandemia, la necesidad de respetar el Derecho Internacional, el rechazo a la intromisión extranjera en asuntos internos, a sanciones y amenazas, la Voluntad que los problemas nacionales deban resolverse por los nicaragüenses y la preocupación de la población para continuar avanzando en la solución de sus necesidades socio-económicas que mejoren sus condiciones de vida con autodeterminación y como País soberano.

Conversaron sobre la preservación de la Familia, proteger la Vida y fomentar relaciones de Fraternidad y Solidaridad.

El Cardenal Peña Parra agradeció la visita y el saludo, y compartió para el Gobierno y las Familias nicaragüenses, sus mejores deseos de Salud y Paz para el año 2021.

Roma, Sábado 30 de enero de 2021

Si te gustó este artículo, ¡compártelo con tus amigos!