Enacal continúa proceso de verificación de las aguas en comunidades afectadas por enjambre sísmico

Un equipo de la Gerencia Ambiental de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) se desplazó a las comunidades de El Sauce para realizar muestreos de la calidad del agua en ríos y pozos.

Estas mediciones se desarrollan por orientaciones del Gobierno Sandinista, ya que la población señala que producto de la actividad sísmica, los cuerpos de agua han empezado a emanar raros olores.

Los especialistas están haciendo mediciones de elementos como sulfuro, boro, arsénico, cloro, manganeso, plomo y pesticidas órgano-clorados.

Yara Midence, técnica de Enacal, afirmó que los parámetros del sulfuro y boro dan indicios de si la calidad del agua está siendo alterada por los fenómenos sísmicos o actividad volcánica.

Midence señaló que en dos viviendas visitadas en la comunidad La Palma se detectó la presencia de sulfuro en los pozos. En uno de los pozos hubo una concentración de 0.08 miligramos por litro, un poco más alta que la norma apta para consumo humano (0.05 miligramos). En el otro pozo la concentración fue de 0.04 miligramos.

Los expertos advierten que el agua con presencia de este químico tiene un olor desagradable, a lo cual hay que sumar que si es ingerida puede tener un efecto laxante en el organismo humano.

Pobladores responsabilizan a los sismos

Es importante señalar que no todos los pozos presentan agua con este olor extraño.

La pobladora Ana Leticia Martínez señaló que fueron los sismos de los últimos días los que provocaron la presencia de elementos raros en el agua que consumen.

Ella explicó que el pozo de su casa se encontraba seco, pero que el lunes pasado sorprendentemente empezó a llenarse.

“Echa un mal olor. Yo la he estado utilizando (el agua) con cloro para lavar ropa, pero para tomar no, voy donde la vecina”, refirió.

La gente tiene temor que esta alteración en la calidad del agua repercuta en su salud, de tal forma que aplaude la presencia de estos especialistas, quienes les darán un diagnóstico exacto sobre si es potable o no.

“Algunos dicen que es azufre, pero la verdad no sabemos bien (qué es). Hay pozos que no los estamos utilizando porque el agua está saliendo así, por eso buscamos otros pozos donde no salga eso para poder agarrar agua”, dijo Denis Gámez.

“Yo pensé que esa vena de agua que dicen que (el sismo) rompió había agarrado los excusados (letrinas), pero la verdad es que no se sabe”, expresó este poblador.

Preparan centros de evacuación

El Secretario Político del departamento de León, Evertz Delgadillo, indicó que el Gobierno Central ha orientado trabajar los respectivos planes de evacuación, debido a la sismicidad y a que una parte de las comunidades se asientan en laderas.

Señaló que con las lluvias se podrían generar derrumbes, y por tanto la necesidad de evacuar a pobladores en comunidades como Los Chocoyos, La Orqueta, La Puerta, La Sabana, La Palma, Chagüite Grande y Chagüitillo.

“Hemos identificado capillas evangélicas, capillas católicas, incluso las escuelas, la estación de ferrocarril de Río Grande para proceder (a evacuar) en el momento que sea necesario”, subrayó.

Delgadillo explicó que esta es una medida adicional a los refugios temporales que ya se están construyendo en las comunidades.

“Una familia que puede tener un refugio en su casa, pero que está cercana a una ladera, el refugio no es seguridad total, entonces tenemos ya identificado hacia dónde vamos a trasladarlos en el caso que sea necesario”, indicó.

De requerirse esta última medida, serían entre 100 y 120 las familias evacuadas.