Escultores inician la elaboración de imágenes para celebración de la Purísima

A pocos meses para que en Nicaragua se celebre a la Purísima Concepción de María, los escultores que hacen las imágenes de la Virgen María, iniciaron la elaboración de las mismas para ofrecerlas a las familias que celebran esa tradicional festividad religiosa.

 

Marta Lorena García y Roberto Blanco, propietarios del Taller San Miguelito, tienen 20 años de experiencia en la elaboración de imágenes a base de fibra de vidrio y resina.

Desde su pequeño taller artesanal, ubicado en el barrio Bertha Calderón en Managua, ambos se dedican a elaborar imágenes de la Purísima, nacimientos y santos, en diferentes tamaños.

«Ya nos estamos preparando para estas festividades que van a haber, queremos elaborar bastantes purísimas porque es lo que se vende más en esta temporada. Ya tenemos pedidos de purísimas pequeñas y grandes, y algunas las salimos a entregar a los departamentos», dijo Doña Marta, mientras su esposo talla y pinta imágenes que preparan para los encargos.

Según la propietaria del Taller San Miguel, el año pasado vendieron unas 100 imágenes, y este año aumentarán la producción debido a la demanda que cada vez es mayor.

Las imágenes son elaboradas en fibra de vidrio y resina, un material que es mejor que el yeso, pesa menos y es más duradero, asegura doña Marta.

Además, «a la gente le encanta los acabados que se logran en estos materiales y la pintura, en las tiendas que se exhiben nuestros productos se ven alegres por los colores que les damos», señala contenta la propietaria.

Por su parte don Roberto Blanco, comentó que ellos ya están preparando imágenes para abastecer a sus clientes en Estelí, el mercado Oriental, Diriamba y otros departamentos.

Los precios de la imágenes dependen del tamaño, van desde los 100 córdobas a los mil 500 córdobas, y actualmente ofrecen imágenes en modelos diferentes.

Don Roberto recordó que el taller inició con la elaboración de espejos pata de león, pero luego se especializaron en la elaboración de imágenes.

En el pequeño negocio trabajan los hijos de la pareja, quienes han aprendido las diferentes técnicas para la elaboración de las imágenes.

Por otro lado, Martha y Roberto solicitan el apoyo del Gobierno Sandinista para ubicarse en un local donde sean más visibles a la población, para que de esa manera más familias puedan adquirir sus imágenes religiosas a precios solidarios.