Especialistas brindan recomendaciones ante aumento de la temperatura

Especialistas en pediatría y medicina interna del Ministerio de Salud, brindaron una serie de recomendaciones para que el aumento de la temperatura no afecte la salud de niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, que podrían estar en riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con la ola de calor.

La doctora Alina Salinas, médico pediatra, explicó que el aumento de la temperatura podría generar deshidratación en los menores de edad, y comentó que mientras más pequeño son los niños más riesgos pueden sufrir, porque los recién nacidos no regulan adecuadamente su temperatura.

Salinas dijo que ante los aumentos de la temperatura es recomendable no abrigar demasiado a los niños y es mejor mantenernos en lugares con ventilación.

Recomendó darles abundantes líquidos y estar atentos a algunos signos de deshidratación como mucha sed, ojos hundidos y adormecimiento.

En el caso de los niños gorditos explicó que se deshidratan con mayor facilidad por lo tanto es recomendable darles mayor cantidad de líquidos.

La especialista también recomendó mantener el agua de consumo bien tapada para evitar que la misma se contamine y sea foco de enfermedades.

En el caso de las madres o mujeres embarazadas, la especialista recomendó consumir bastante liquido, y recordó que los recién nacidos dependen exclusivamente de lo que la madre ingiere.

Por su parte la doctora Verónica Ortega, médico internista, recomendó cuidar a las personas adultas con problemas de presión alta, enfermedades cardíacas, renales y diabetes.

En ese sentido dijo que se deben tomar todas las precauciones para evitar descompensaciones. Recomendó que estas personas deben estar en lugares frescos en los momentos más calurosos.

Asimismo, dijo que deben mantenerse con ropa fresca y consumiendo líquidos para evitar que les dispare la presión.

Ortega recomendó a las personas que trabajan bajo el sol, como es el caso de albañiles, protegerse con gorras y camisas manga largas, además de tener una fuente de agua fresca cerca de donde desarrollan su trabajo.