Foto Cortesía / En el informe anual de este organismo se habla de “crisis” al describir la situación de Norteamérica, pues el abuso de opioides ha causado estragos.

Estados Unidos reporta aumento de muertes por consumo de drogas en el 2020

Estados Unidos y América del Norte reportaron un incremento de las muertes por consumo de drogas en 2020, debido a que la pandemia del coronavirus influyó negativamente en la capacidad de las autoridades y sistemas de salud de brindar tratamiento adecuado a las personas adictas.

De igual manera, en la región “iba en aumento” el tráfico y el consumo de “fentanilo, cocaína y metanfetamina”, reveló este jueves la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), el órgano de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que vela por el cumplimiento de los tratados antidrogas.

En el informe anual de este organismo se habla de “crisis” al describir la situación de Norteamérica, pues el abuso de opioides ha causado estragos.

Las sobredosis y las muertes siguen alimentando una crisis en materia de drogas en la región (…) La amenaza de los opioides sigue estando en niveles epidémicos, con el aumento de la toxicidad de los medicamentos fabricados ilícitamente«, destacó la junta.

Vulnerabilidad y sectores etarios

La situación sanitaria provocada por la Covid-19 empeoró mucho más la situación, afectando la oferta de sustancias ilícitas, «su calidad, su grado de contaminación, su potencia y su costo«.

Por otro lado, «ha exacerbado la vulnerabilidad de los consumidores de drogas a los efectos negativos en la salud«, poniéndole obstáculos al acceso a los fármacos para los trastornos provocados por el consumo de opioides, de acuerdo con lo expresado por expertos de la ONU.

Los grupos más afectados de forma desproporcionada por el consumo y los problemas de salud fueron las personas en centros penitenciarios, mujeres y adolescentes.

De acuerdo con el informe, el abuso de estupefacientes se está detectando cada vez más en personas de la tercera edad. “En EE.UU., los mayores de 65 años representan algo más del 10 por ciento de la población total. Sin embargo, abarcan el 30 por ciento de las prescripciones médicas”, apuntó.

La prevalencia de consumo de analgésicos, tranquilizantes, benzodiacepinas y sedantes en el último año fue mayor en ese grupo de edad que en el conjunto de la población”, advirtió.

Fuente: TeleSur