Familias afectadas por sismos en El Sauce construyen sus refugios temporales

Las familias de las comunidades afectadas por los sismos en El Sauce, iniciaron la construcción de los refugios temporales que el Gobierno Sandinista les garantizó para el resguardo de su seguridad.

Gracias a la inmediatez en la respuesta, las familias de las comunidades La Palma, Las Pilas, Río Grande, La Sábana y La Horqueta, disponen de techos seguros, alimentos y atención en salud, en momentos de alerta ante la situación sísmica.

Además, equipos de expertos nacionales e internacionales se movilizaron a la zona para investigar el fenómeno sísmico que mantiene atemorizados a los pobladores.

“Ahora podremos dormir tranquilos”

El enjambre sísmico continúa en El Sauce con eventos de diferentes magnitudes.

Durante varios días las familias cuyas casas han quedado debilitadas por los sismos, tuvieron que dormir a la intemperie para evitar riesgos como el colapso de paredes y techos.

Jorge Luis Gámez, de la comunidad Las Pilas, comenzó a construir su refugio con el apoyo de sus vecinos.

«Lo importante es que somos tomados en cuenta por las autoridades, nosotros estábamos durmiendo afuera por el temor que teníamos que se nos derrumbara la casa, para nosotros todo esto de los sismos es extraño», comentó.

«Nosotros estamos trabajando en conjunto con los vecinos, ayudándonos para construir todos los refugios, además estamos siguiendo las recomendaciones de las autoridades», agregó.

Mercedes Arauz, habitante de Las Pilas, comentó que apenas recibieron los materiales enviados por el Gobierno comenzaron a construir el refugio temporal para su familia.

«Esto nos viene a dar seguridad. Estoy trabajando con unos vecinos para construir lo más rápido que se pueda y así que la familia esté tranquila», explicó.

«Esto es una gran ayuda que nos ha enviado el Gobierno, sin ese apoyo estuviéramos listos», añadió Mercedes.

Doña Martha Rodríguez, de la misma comunidad, explicó que a raíz de los sismos la salud de su familia ha desmejorado.

«Estamos con nervios, no dormimos de sólo estar pensando que se nos puede derrumbar la casita y la preocupación es más por los niños», indicó.

La joven madre mencionó que gracias al refugio ella y su familia podrán dormir seguros sin temor que el techo o las paredes de adobe de su vivienda colapsen sobre ellos.

Elena Blandón, de la Comarca Río Grande, manifestó que las familias se sienten agradecidas por el apoyo que han recibido del Gobierno Sandinista para la construcción de un refugio temporal que garantiza la protección de la vida frente a los sismos.

«El Comandante Daniel y la Compañera Rosario se están poniendo las pilas y gracias a ese apoyo hoy mismo vamos tener listo este refugio», afirmó Blandón.

Otras familias como la de María Chavarría y Pablo Blandón, de la Comunidad La Sabana, ya finalizaron sus refugios y manifiestan que a pesar de la situación que continúa crítica en El Sauce, hoy pueden estar más tranquilos porque sienten el apoyo inmediato y el acompañamiento solidario que el Gobierno Sandinista les brinda ante la situación que les preocupa.

Los camiones que transportan materiales de construcción y alimentos siguen entrando a las comunidades más afectadas, mientras los jóvenes de la Promotoría Solidaria de Juventud Sandinista, apoyan la entrega de materiales y alimentos básicos.