Fue una broma!, la muerte en directo de presentador de TV

El presentador, de 25 años, dijo que pretendía crear una atmósfera relajada y divertida durante un torneo local de baloncesto.

La muerte en directo de un presentador de televisión marroquí el pasado fin de semana era en realidad una broma, como aclaró el protagonista de la farsa, tras comprobar que el vídeo con el infarto fulminante que supuestamente sufrió había dado la vuelta al mundo.

A la hora de la entrega de premios -y este es el momento que recoge el vídeo- Musa deja de hablar, se queda paralizado y cae al suelo, fingiendo su muerte y haciéndolo creer al público asistente al torneo.

Ruis reconoció que el vídeo publicado ha creado una enorme polémica en poco tiempo. «¡Qué problema, qué problema!», lamenó el joven.