Japón activa alerta tras erupción del volcán Sakurajima

Japón elevó el nivel de alerta de evacuación al nivel 5 después de que se produjo una erupción del volcán Sakurajima,

La actividad volcánica del Sakurajima ha causado que las autoridades orienten la evacuación inmediata de los pobladores de la isla de Kyushu. La Agencia Meteorológica de Japón declaró este domingo el nivel de máxima alerta.

Sakurajima, uno de los volcanes más activos de Japón, se encuentra en la prefectura de Kagoshima, en suroeste del país, y por ahora no se tiene registro de heridos durante la erupciones.

Leer también: Canal francés publica reportaje inédito sobre el Volcán Masaya

Las autoridades han decidido declarar el nivel de alerta 5, el más alto, tras avisar de que el volcán está expulsando piedras volcánicas a una distancia de más de un kilómetro, según informa la cadena pública japonesa NHK.

El Gobierno ha creado una comisión que depende de la oficina del primer ministro, Fumio Kishida, y ha convocado a altos cargos de varios ministerios y agencias públicas para reaccionar a la emergencia.

Datos de la erupción

La erupción se registró a las 20.05 hora local (las 05:00 Am en la Nicaragua), con la expulsión de una columna de ceniza y humo que se elevó hasta una altura de 2,5 kilómetros. La alerta afecta especialmente a la ciudad más próxima al volcán, Kagoshima, donde viven casi 600.000 personas.

En este sentido, las autoridades han advertido de que las rocas expulsadas por el volcán podrían alcanzar zonas de la localidad como Arimura y Furusato. Es la segunda vez que se activa el nivel máximo de alerta por la erupción de un volcán tras la erupción en 2015 del volcán isla de Kuchinoerabu.

Por este motivo, las autoridades japonesas han ordenado la evacuación de las zonas habitadas situadas a menos de tres kilómetros del volcán Sakurajima, en la isla de Kyushu, en el suroeste de Japón, incluidas partes de la ciudad de Kagoshima.

La Agencia Meteorológica de Japón ha elevado al nivel 5, el máximo, la alerta por la erupción del volcán, que está lanzando rocas a hasta 2,5 kilómetros de distancia de los dos cráteres, denominados Minamidake y Showa.