Foto Cortesía / El pasado de Nicaragua fue el que ha sido y no se puede olvidar, un pasado que se ha prolongado hasta el Gobierno Sandinista actual que, finalmente, pudo enarbolar con orgullo y admiración universal la reconquista de la soberanía nacional de Nicaragua, frente al imperio más poderoso de la tierra.

La Revolución Sandinista resiste una vez más

LA REVOLUCIÓN SANDINISTA RESISTE UNA VEZ MÁS

Sergio Ramírez se autorretrata antisandinista.

Por Benjamín Forcano

  1. Brújula que señala de donde viene la agresión antisandinista Debe constar ante la conciencia del mundo, el veredicto dado en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas el 22 de junio, ante la demanda hecha por Estados Unidos y la Unión Europea con el fin de condenar la política sandinista de Daniel Ortega.

El resultado de 193 votos emitidos fue:

APOYO a Nicaragua: 139 votos

RECHAZO de Nicaragua: 54 votos

SIN COMENTARIOS 2.

Mi comentario al artículo de Sergio Ramírez “Mujeres para la historia” (21 de Junio de 2021)

Creo que es el momento de aclarar uno de los aspectos que más inciden negativamente en la Revolución Sandinista.


Lo hago destacando el significado político que el renombrado Sergio Ramírez atribuye al Sandinismo, en el artículo que cito, en contraposición a su real significado histórico. Y que yo subrrayo en artículo mío que también adjunto.

Sergio Ramírez, que fue vicepresidente (1985-1990) con Daniel Ortega de presidente, que en el 1995 funda el Movimiento de Renovación Sandinista y que posteriormente establece alianza con UNAMOS, escribe en este artículo que la lucha actual, protagonizada por un buen número de mujeres jóvenes “es una forma de lucha la que la resistencia actual contra Ortega se hace, sin armas, lejos de la forma histórica en que, durante un siglo, se ha venido haciendo en Nicaragua. En ella, los cambios se hacían a través de guerras de un caudillo contra otro y donde el caudillo vencedor volvía a entronizar una nueva dictadura.

O sea, que las luchas de Sandino en Nicaragua y de los demás héroes patriotas no fueron para repeler la invasión y agresión permanente de Estados Unidos, sino una guerra interna de ciudadanos nicas entre sí.

La vía abierta por estas mujeres trataría de romper un eterno círculo vicioso que ha convertido a Nicaragua en una democracia fallida, incapaz de instituciones que eviten poner arriba manos y voluntades omnímodas que solo saben dictar capturas, torturas, muerte, exilio.

¿Quién es este Sergio Ramírez y cómo pudo ser considerado “sandinista”? o ¿está ahí la raíz que explica por qué no menciona ni una sola vez el papel determinante de la intervención yanqui, sin la que no habría existido la lucha de Sandino y de cuantos le siguieron? ¿O es que la agresión de la política yanqui ocurrió en otro país y no en Nicaragua?

El pasado de Nicaragua fue el que ha sido y no se puede olvidar, un pasado que se ha prolongado hasta el Gobierno Sandinista actual que, finalmente, pudo enarbolar con orgullo y admiración universal la reconquista de la soberanía nacional de Nicaragua, frente al imperio más poderoso de la tierra. ¿O es que la invasión y agresión yanqui, que no ha cejado ni un instante, en toda América Latina es el invento de un mal sueño?

Es imposible concordar este modo de pensar con lo que en realidad ha sido la historia heroica de un pueblo y que, me resulta imprescindible volver a recorder, proque no hay presente que pueda explicarse sin el pasado.