Los múltiples beneficios de agregar sandía a tu dieta diaria

Beneficios para el corazón.

Su composición a base de L-citrulina nos ayuda a relajar los vasos capilares,  y no solo eso, metaboliza arginina, lo cual es muy positivo para el corazón y la hipertensión.

Para aliviar la fatiga muscular:

Cuando hacemos un esfuerzo, cuando practicamos deporte o acabamos una larga jornada de trabajo, nuestros músculos almacenan ácido láctico y amoníaco. La composición de la sandía rica en L-citrulina, es perfecta para que los músculos se relajen y obtengan energía de nuevo. Es ideal tomarla después de hacer un esfuerzo. Además de ello, su contenido en potasio refuerza el sistema muscular y nervioso.

Efecto antioxidante:

Basta con ver ese atractivo color rojo de la sandía para saber que contiene un alto nivel de antioxidantes, ideal para prevenir el envejecimiento y mantener en estado óptimo nuestros tejidos.

Propiedades depurativas:

Su alto contenido en fibra es ideal para eliminar elementos tóxicos de nuestro organismo y para limpiar nuestros intestinos. No dejes de probarlo.

Para mejorar la vida sexual.

Puede parecer sorprendente, pero la sandía, gracias a su compuesto de L-citrulina, promueve la correcta circulación de la sangre en todas las partes del cuerpo, relaja los vasos sanguíneos y es ideal para la disfunción eréctil.

Antirreumática.

La sandía dispone varios minerales alcalinos que la hacen muy apropiada para pacientes con problemas reumáticos.

 

Fuente: mejorconsalud.com