Representante del Gobierno de la República Popular China y Consejero de la Embajada de la República Popular China en Nicaragua, Sr. Yu Bo, junto al Canciller Denis Moncada y Laureano Ortega

Mensaje del compañero Yu Bo en acto de reapertura de la Embajada de la República Popular China en Nicaragua

Palabras del Representante del Gobierno de la República Popular China y Consejero de la Embajada de la República Popular China en Nicaragua, Sr. Yu Bo.

A continuación, el mensaje íntegro:

Palabras del Compañero Yu Bo en el Acto de Reapertura de la Embajada de la República Popular China

Excelentísimo Compañero Denis Moncada,
Ministro de Relaciones Exteriores,

Excelentísimo Compañero Laureano Ortega, asesor presidencial para Inversiones, Comercio y Cooperación Internacional,

Estimados invitados, Señoras y Señores:

Como Representante del gobierno chino, tengo el gran placer de darles la más cálida y cordial bienvenida.

Hoy es un importante día en la historia de las relaciones entre China y Nicaragua. 31 años después, la bandera roja con cinco estrellas vuelve a ondear en lo alto de la Embajada China en Nicaragua. Me honro y estoy emocionado de poder ser testigo de este momento histórico junto con ustedes.

Como es conocido por todo el mundo, el principio de una sola China es un consenso universal de la comunidad internacional. El pasado 10 de diciembre, se restableció relaciones diplomáticas entre la República Popular China y la República de Nicaragua, decisión que no solo corresponde a la tendencia general de la historia y las corrientes de la época, sino que también coincide plenamente con los intereses fundamentales y de largo plazo de los dos países y pueblos.

Quisiera reiterar que la reunificación entre China continental y la Isla de Taiwán es la única salida. Apreciamos altamente la justa y firme adhesión del gobierno de Nicaragua del principio de una sola China y su contundente cumplimiento del compromiso solemne de no tener ninguna relación o contacto de carácter oficial con Taiwán.

Compañeras y compañeros,

En la coyuntura, el mundo está experimentando una pandemia persistente y los acelerados cambios no vistos en el último siglo. En esta encrucijada, China siempre ha estado en el lado correcto de la historia y de los numerosos países en desarrollo, para mantener las ruedas de desarrollo de la humanidad en marcha hacia un futuro más brillante.

Es imperativo que la comunidad internacional mejore las cooperaciones contra la pandemia. China, pionero en el fortalecimiento de las cooperaciones internacionales, se dedica a la construcción de una comunidad global de salud para todos. Hasta la fecha, ha proporcionado cerca de dos mil millones de dosis de vacunas a más de 120 países y organizaciones internacionales. Después del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, China donó de inmediato un millón de dosis de vacunas y otro millón de juegos de jeringas, lo que refleja nuestro firme apoyo y solidaridad a la lucha de Nicaragua contra la pandemia.

El desarrollo es la llave maestra para resolver todos los problemas. Por el momento, la recuperación económica mundial sigue siendo frágil y tortuosa. Para ello, el Presidente Xi Jinping presentó oficialmente al mundo la Iniciativa para el Desarrollo Global, destinada a mejorar el bienestar de todos los pueblos y lograr el desarrollo integral de la humanidad, la cual goza de amplios ecos y respaldos de la comunidad internacional. Nicaragua es bienvenida a tomar parte activa en esta Iniciativa y sumarse cuanto antes a la gran familia de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta.

Es imprescindible adherirnos al multilateralismo y oponernos a la injerencia extranjera en los asuntos internos de otros países en nombre de la llamada democracia y los derechos humanos. China ha sido firme defensor de los valores comunes de la humanidad. Tanto el gobierno chino como el gobierno nicaragüense comparten posiciones iguales o similares en los importantes asuntos internacionales y multilaterales. Ambas partes salvaguardan firmemente la soberanía nacional y la integridad territorial, rechazan la interferencia extranjera e insisten en su propio camino de desarrollo conforme con las condiciones nacionales. China está dispuesta a fortalecer la comunicación y coordinación con Nicaragua, mantener en alto la antorcha del auténtico multilateralismo y promover la construcción de un nuevo tipo de relaciones internacionales.

Compañeras y compañeros,

En 2021, bajo el fuerte liderazgo del Comité Central del Partido Comunista de China, nucleado en torno al camarada Xi Jinping, China logró la primera meta centenaria de construir una sociedad modestamente acomodada de forma integral y realizar una majestuosa celebración del centenario de la fundación del Partido. El próximo 2022 será un año clave para que el pueblo chino empiece a marchar hacia el segundo objetivo centenario de construir un poderoso país socialista moderno en todos los aspectos. Además se convocará grandiosamente el vigésimo Congreso Nacional del Partido. En la nueva conquista histórica, China va a seguir los pensamientos diplomáticos de Xi Jinping y continuará trabajando arduamente para lograr el objetivo de construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad.

Amigas y amigos,

Llega el momento de avanzar juntos hacia el desarrollo compartido. Tal como indica el presidente Xi Jinping en su mensaje del año nuevo, solo a través de un esfuerzo vigoroso y decidido, podremos estar a la altura de la historia, de los tiempos y de las expectativas del pueblo. China atribuye importancia a sus vínculos con Nicaragua y está dispuesta a trabajar conjuntamente con Nicaragua para aumentar los conocimientos mutuos, continuar consolidando la confianza política mutua, intensificar la coordinación en áreas multilaterales y acelerar la planificación de cooperación en varios campos, a fin de crear nuevas perspectivas para el desarrollo de alto nivel de las relaciones bilaterales, en beneficio de los dos países y pueblos. Esta nueva Misión Diplomática hará todo lo posible y cumplirá con sus deberes, para convertirse en una casa para ciudadanos chinos en Nicaragua, una ventana que fortalece la comprensión, un puente que profundiza la cooperación y un vínculo que conecta a los dos pueblos.

En víspera del Año Nuevo, deseamos que las relaciones entre China y Nicaragua sean tan dignas e prósperas como el Sacuanjoche de Nicaragua, y tan resilientes e indestructibles como la Gran Muralla de China.

¡Qué unidos podamos vencer la pandemia! ¡Qué avancemos juntos por un futuro compartido! ¡Que nuestros dos países disfruten de la prosperidad y nuestros dos pueblos vivan en paz y armonía!

¡Feliz año nuevo!

¡Muchas gracias!