Mucho amor y devoción en bajada de San Jerónimo

Miles de nicaragüenses de muchas ciudades del país y particularmente de Masaya, participaron de la tradicional bajada de San Jerónimo, el santo patrono de este municipio, cuyo pueblo patentizó su amor y devoción hacia el doctor que cura sin medicina.

La iglesia San Jerónimo en el corazón del municipio de Masaya, resultó chiquita para el mar de feligreses que llegaron a cumplir sus promesas, pero primero escucharon las palabras del cura párroco José Antonio Espinoza y del padre Boanerges Carballo, quien llegó en representación del Cardenal Leopoldo Brenes.

En punto de las 2:30 de la tarde, en medio de decenas de pañuelos agitados por las manos de los feligreses, el sonido de la música filarmónica, explosión de bombas artesanales y la devoción, la imagen de San Jerónimo fue bajada de su nicho por los miembros de la cofradía que lo sacaron de la iglesia para recorrer varias calles.

Minutos después de ser bajado de su nicho, fue cubierto de su túnica blanca con franjas doradas, en tanto los devotos y promesantes brindaban un derroche de alegría y cultura popular.

Posterior a su bajada del nicho, se realiza su novenario en espera del 30 de septiembre para la procesión de las tradiciones y el 7 de octubre se realiza la octava de San Jerónimo, que es la festividad central en la que el pueblo celebra a su santo patrono por más de 24 horas.

Danilo Mora, Director de Patrimonio Cultural de la Alcaldía de Masaya, destacó que San Jerónimo derribó la división de clases, pues todo el pueblo se lanza a celebrarlo con una devoción infinita.

“Masaya está de fiesta y aquí estamos esperando a todos los visitantes, porque Masaya es la capital del folclor, es la ciudad de las flores, patrimonio cultural de la nación y Masaya es cuna de la Insurrección Popular Sandinista”, señaló Mora.

Una fiesta para la evangelización

El cura párroco José Antonio Espinoza, destacó que las festividades en honor a San Jerónimo deben ser un momento propicio de evangelización, porque “San Jerónimo fue alguien que tradujo la palabra de Dios”.

En tanto el padre Boanerges Carballo, manifestó que las fiestas patronales son una realidad muy importante de la vivencia de la Iglesia Católica y siempre hay que aspirar que la cultura y el evangelio se puedan unir para producir acontecimientos bonitos que hablen de la fe y la mejor virtud de los devotos.

“Aquí se ha desbordado Masaya alrededor de los más sagrado que tenemos que es San Jerónimo doctor. Los nicaragüenses, los masayas y nosotros como gobierno municipal nos entregamos para servir al pueblo, para luchar a diario y le pedimos su bendición para seguir adelante con este gran proyecto de nación, que es el proyecto del comandante Daniel y la compañera Rosario Murillo, para convertir la pobreza en bienestar y desarrollo para las familias”, dijo la compañera Jacaranda Fernández, vicealcaldesa de Masaya.

“Esto ha sido alegrísimo, ha sido mejor que otros años y tengo la devoción de toda la vida, es mi doctor que cura sin medicina, San Jerónimo me ha curado y tengo fe desde que soy muy chiquita, seguiré siendo su devota hasta que me muera”, señaló Nora Fuentes, una de las miles de promesantes que participaron de la bajada de San Jerónimo.