Foto Canal 4 / Nicaragua, el pueblo presidente

Nicaragua, el pueblo presidente

La Plaza de la Revolución de Managua acogió el 10 de enero el acto de toma de posesión de Daniel Ortega y Rosario Murillo como presidente y vicepresidenta de la República de Nicaragua para los próximos cinco años.

La juramentación se realizó bajo la premisa el pueblo presidente, con la presencia de los presidentes de Cuba, Venezuela y Honduras, Miguel Díaz-Canel, Nicolás Maduro y Juan Orlando Hernández, respectivamente, y los ex presidentes Vinicio Cerezo, de Guatemala, y Salvador Sánchez, de El Salvador.

El nuevo mandato comienza en un momento de restablecimiento de las relaciones diplomáticas con China que, sumado a la participación en la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) y las relaciones políticas y económicas con Rusia, permitirán un crecimiento del PIB que algunos analistas sitúan hasta en un 9%.

Por primera vez, hay más mujeres que hombres en el Parlamento y en su junta directiva. En los últimos años, el gobierno ha puesto en marcha varias iniciativas para el empoderamiento de la mujer, como el programa hambre cero, dirigido a las mujeres de los entorno rurales que se desarrollan como agricultoras y ganaderas, el programa usura cero, que otorga microcréditos a mujeres emprendedoras y el programa vivienda social, que viene a combatir el déficit habitacional con la construcción de 10.000 viviendas al año.

En la educación y la sanidad cabe destacar el importante desarrollo desde 2007, tras 17 años de deterioro y desmantelamiento de los servicios públicos por parte de gobiernos neoliberales. Se han construido 21 nuevos hospitales, decenas de centros de salud y escuelas, se ha impulsado el programa meriendas escolares y el absentismo escolar es residual, por debajo del 4%.

Nicaragua es prácticamente autosuficiente en materia alimentaria y energética. Las renovables juegan un papel determinante, el 70% de la energía se produce de forma sostenible, alcanzando un 98% de cobertura eléctrica en el país.

El crecimiento económico es, en mi opinión, uno de los grandes retos que debe afrontar el gobierno revolucionario en su nuevo mandato. La reducción de la pobreza -se ha hecho en 24 puntos- y de la extrema pobreza -en 14 puntos-, así como la lucha contra las desigualdades, debe venir acompañada de un desarrollo del PIB. Y en esto puede ser determinante la alianza con China y la colaboración con Rusia. Nicaragua elaborará próximamente la vacuna CoviVac desde el Instituto Latinoamericano de Biotecnología Mechnikov.

Grandes e importantes retos se presentan al pueblo y al gobierno de Nicaragua que son uno, el pueblo presidente, en este nuevo periodo legislativo que esperemos que pueda desarrollarse en paz y libertad, sin injerencias ni agresiones extranjeras y con el respeto para su independencia y soberanía.

(*) Diputado en el Parlamento de Andalucía / Acompañante internacional en la investidura del Presidente de Nicaragua

FUENTE: Mundo Obrero