Foto César Perez // Presidente de la República de Nicaragua Comandante Daniel Ortega Saavedra

Palabras del Presidente Comandante Daniel en la Cumbre entre Jefes de Estado y de Gobierno del SICA y el Señor António Guterres, Secretario General de la ONU

Palabras del Presidente Comandante Daniel en la Cumbre entre Jefes de Estado y de Gobierno del SICA y el Señor António Guterres Secretario General de la ONU.

Gracias, Querido Hermano, Secretario General de Naciones Unidas. Nos ha hablado, como bien lo ha dicho, con el Corazón, y cuando se habla con el Corazón, se habla con la Verdad, y cuando se habla con el Corazón y con la Verdad, entonces, sabemos identificar cuáles son los desafíos.

La Batalla sigue siendo una Batalla desigual, David frente a Goliat, pero que, en la medida que logremos unir fuerzas, unir el Entendimiento, cohesionar posiciones, las Naciones, los Países que estamos siendo más afectados, históricamente por el Cambio Climático, históricamente por las desigualdades en el Orden Económico Mundial, y que en esta circunstancia excepcional, que no es una tragedia en un País del Tercer Mundo, sino que es una Tragedia Global, una que está a la vista en los Países, en las Naciones que tienen el Poder para contribuir a que esta tragedia de la Pandemia se pueda combatir, con Justicia y con Respeto a los Derechos Humanos de todos los Pueblos, en particular de los Pueblos más empobrecidos; que no sean excluidos, como usted bien lo señala, en esta Batalla contra la Pandemia.

Igualmente, en la Gran Batalla que tiene que ver con la destrucción de la Vida en el Planeta, ya no provocada por este virus que provoca miles y miles y millones de víctimas, de muertes, tanto en Países Desarrollados como en Países en Vías de Desarrollo, sino que estamos hablando del Cambio Climático.

Y tenemos que levantar la Bandera de la Justicia y de los Derechos Humanos, porque sacudir la Conciencia de las Potencias para que entiendan, de una vez por todas, que ya en esa Batalla no solamente desaparecen, se extinguen más rápidamente los Pueblos que están en condiciones más frágiles, más expuestos, como la Región Centroamericana, como las Islas del Caribe, sino que también, yo diría ya en el corto plazo, ya no en el larguísimo plazo, sino en el corto plazo, también se extinguirá la Vida en los Países Desarrollados.

Y esta no es una especulación nuestra, no son palabras, simplemente nos estamos remitiendo a la discusión que se dio en París, cuando se logró el Acuerdo de París, y donde Nicaragua se aferró a insistir en que ese Acuerdo no era suficiente, pero estaba claro que las Fuerzas que no quieren ver su propia destrucción, que creen que los que van a seguir sufriendo son los Países más empobrecidos, bueno, impusieron, al final, el Acuerdo de París.

Nicaragua en ese momento no firmó, ¿por qué? Porque nosotros nos estamos remitiendo, nos hemos estado remitiendo a lo que dicen los Científicos de los Países Desarrollados; más allá de lo Político, más allá de lo Ideológico, más allá de lo Religioso, lo que dice la Ciencia, lo que dicen los Especialistas de la NASA.

La situación en que se encuentra ya el Planeta Tierra, que no se quiere ver de parte de los que tienen el Poder para atender, y luchar, porque es un desafío ya, aunque atendieran con todos los recursos, ya es un desafío contener el Calentamiento Global, frenar el Calentamiento Global, y evitar una catástrofe mayor.

Creo que aquí es muy importante, como lo señalaba el Secretario General de Naciones Unidas, que unamos esfuerzos, entablemos coordinaciones, contactos, nosotros pertenecemos a la Asociación de Estados del Caribe, también está, por otro lado, el CARICOM, la Comunidad de Estados del Caribe, bueno, tenemos que unir esfuerzos. Nos encontramos cerca todos, en el Gran Caribe, la mayor parte de nuestros Países tenemos Población Caribeña, Afrodescendiente, y también muchos vínculos, totales vínculos, históricos, con el Caribe.

Entonces, unir esfuerzos, ¿para qué? Para llevar nuestros planteamientos alrededor de estos Mecanismos que estamos aquí considerando, que estamos comprometiendo; lograr potenciar la disposición del Secretario General, de los Instrumentos que él puede poner a nuestra disposición para librar esta Batalla… Estando claros que él no tiene ni el Poder Económico, ni el Poder Político para poder hacer avanzar en esta Lucha por la Vida, por la Justicia, por los Derechos Humanos a favor de nuestros Pueblos.

Incluso, yo diría, considerar, porque el Mundo está viviendo una situación ya, tanto y más grave que las Guerras Mundiales. Porque bueno, de la Primera Guerra escapó América, se centró sobre todo en Europa; la Segunda Guerra, igual, Europa y luego la Unión Soviética, lógicamente, en esa Gran Guerra, donde fueron determinantes para la Victoria, y la zona del Magreb, del Norte de África, se vieron fuertemente involucradas. Pero las bombas no cayeron en América, fue Europa la que se destrozó.

Ahora con esta Pandemia, el virus son balas multiplicadas, disparándose en todo el Mundo, y las bajas son en todo el Mundo. Del virus no

escapa en estos momentos, ni el País más Desarrollado y más Potente del Mundo, ni los Países más empobrecidos del Mundo… ¡Nadie escapa del virus! Por lo tanto, este es un tema de Seguridad y un tema que debería  de estar siendo asumido en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y llevado a la Asamblea General de Naciones Unidas, para hacer cumplir con el Respeto a los Derechos Humanos de los Pueblos que no estamos en condiciones de enfrentar la Pandemia, como las condiciones que ellos tienen como para volcar miles de billones en beneficio de sus Naciones.

Que esto que ellos están practicando en sus Países los puedan ellos, como bien lo definía el Secretario General de Naciones Unidas, nos puedan también traer recursos para enfrentar el daño a la Economía, el daño a la producción, el daño al crecimiento económico; así como lo provocan los Países desarrollados que tienen grandes Reservas, enormes Reservas para enfrentar la Pandemia, que podamos recibir también recursos, no lo que les sobre a ellos después de sus gastos militares, porque los gastos militares no se han frenado, la Pandemia no ha frenado el gasto militar.

Este es un asunto de Seguridad Mundial y la primera decisión que habría que tomar es que, ¡se frene el crecimiento de la carrera armamentista! ¡Un alto al crecimiento de la carrera armamentista! Ya eso daría suficientes fondos para volcarlos en los Países en Vías de Desarrollo, de manera expedita.

Y en medio de esta situación, donde se combina la Pandemia con los Desastres Naturales, de ahí mismo estarían saliendo recursos para poder hacer realidad el fondo para fortalecer a los Países que no tienen recursos para invertir, para salvar a sus propios Pueblos, y para salvar también a los Países donde existe todavía la idea de que el daño del Cambio Climática no llegará allá donde ellos se encuentran, por la riqueza que tienen, por la opulencia de que gozan.

Entonces, creo que tenemos que apuntar en esa dirección, fortalecer nuestra Alianza aquí los Centroamericanos con los Caribeños, juntos ir a buscar cómo sumar fuerzas en Naciones Unidas, con otros Países que en otras Regiones también son víctimas del Cambio Climático, unos por huracanes, otros porque se van desertificando, se van convirtiendo en desiertos, Territorios enteros donde vivían millones de Seres Humanos. O sea, contar con los recursos de esa manera, partiendo de que es necesario llevar este Debate al Consejo de Seguridad, llevarlo a la Asamblea General, y declarar una Emergencia Global para defender, con Justicia, los Derechos Humanos de toda la Humanidad.

Muchas gracias, Querido Secretario General; muchas gracias, Queridos Hermanos Presidentes, Representantes de los Países del Sistema de Integración Centroamericana; gracias a los Hermanos del Equipo del SICA; igualmente a todos los que han estado aportando, hemos estado aportando.

El Secretario General supo leer, en el dolor de nuestros Pueblos, en el sufrimiento de nuestros Pueblos, en el despojo de nuestros Pueblos, que muy bien ha sido expresado aquí por los Representantes de nuestros Pueblos, pero no para lamentarnos, sino para unirnos y sacudir la Conciencia de los Países Desarrollados, para que den el paso en favor de la Defensa de la Vida de la Humanidad. Muchas gracias, y hasta pronto.

{loadmoduleid 259}