Pancasán: «Las voces de los héroes se escuchan desde la montaña»

“El tiempo no ha borrado la historia en Pancasán (Matiguás, Matagalpa), porque cada campesino que vive en la espesura de esta montaña, reconoce las voces de sus héroes”, dijo la colaboradora histórica del Frente Sandinista, Encarnación Suárez, al referirse a los 13 guerrilleros que fueron asesinados aquel 27 de agosto de 1967 por la Guardia Somocista.

A 48 años de la Gesta Heroica de Pancasán, Encarnación, una longeva campesina originaria de estas zonas del Norte de Nicaragua, tiene la memoria intacta y recuerda aquella terrible masacre, perpetrada por los esbirros de la dictadura somocista, en la que murieron Silvio Mayorga, Carlos Tinoco, Fausto García, Rigoberto Cruz, Francisco Moreno, Otto Casco, Danilo Rosales, Carlos Reyna, Ernesto Fernández, Oscar Armando Flores y Nicolás Sánchez.

“Eran hombres buenos, que solo luchaban para que pudiéramos gozar de la libertad que hoy vivimos. Lucharon por los niños, por las mujeres, por los campesinos que querían mejores condiciones de vida, mejores trabajos dignos; lucharon por botar a esa dictadura”, rememoró Suárez.

Entre las páginas de la memoria

Entre las páginas de la memoria, no le fue difícil recordar a Silvio Mayorga, quien encabezaba aquel grupo de muchachos sandinistas, ejemplo de lucha y resistencia contra el régimen somocista.

“Era muy amable, bueno. Decía que andaba luchando por la libertad de Nicaragua. Decía que teníamos que seguir los pasos del General Sandino, por aquí pasaba comiendo tortillas, yo le ayudaba mucho, porque tenía fe en su causa”, dijo Encarnación.

Explicó que tras darse aquella masacre en Pancasán, las familias no pudieron salir de sus casas, sino hasta tres días después, tomando en cuenta que la Guardia mataba a todo aquel que salía a su paso.

“Valió la pena la lucha de estos compañeros, porque ya hoy hay centros de salud, cada familia tiene su parcela para sembrar y vivir. A nuestros hijos los han preparado”, destacó.

Encarnación, recordó la destacada participación del Presidente Daniel Ortega, al frente de la organización y tareas de la Revolución en el Norte del país.

“Yo lo quiero mucho al Comandante Daniel, con quien nos reuníamos donde don Venturas Mairena, para hacer planes de organización de la revolución. El Comandante Daniel también encabezó esta lucha, era una cosa peligrosa, clandestina, arriesgo mucho su vida también por estos lados”, sostuvo.

Gesta heroica fue clave para la Revolución

Para Ruth Castillo, Secretaria Política de Matiguás, los héroes de Pancasán viven en los corazones de cada nicaragüense que ama a esta Revolución.

“Hace 48 años 13 hermanos hicieron frente a la Guardia Somocista, en esa lucha de liberta del pueblo. Estamos reafirmando nuestro compromiso, como Sandinistas que somos, para seguir trabajando por la Paz, por la Prosperidad, a la par de nuestro Comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo”, sostuvo esta compañera.

Castillo indicó que los héroes y mártires de Pancasán nunca serán olvidados, porque las nuevas generaciones han retomado la antorcha viva de lucha, misma que simboliza la libertad y la paz heredada por estos grandes hombres a su pueblo.

A sus 66 años, Matilde Hernández, aseguró que la lucha de Pancasán fue clave para avivar los ánimos revolucionarios del pueblo nicaragüense, e insurreccionarse contra el dictador Anastasio Somoza Debayle.

“Estos hombres lucharon para que viviéramos en paz, porque en aquel entonces no vivíamos tranquilos con la Guardia Somocista persiguiéndonos”, refirió.

Enseñaron a leer y escribir a campesinos

Esta colaboradora histórica del Frente Sandinista en Matagalpa, destacó que los 13 héroes de Pancasán, no solo eran hombres de armas tomar por la libertad, sino que creían en la libertad de pensamiento, y a muchos campesinos enseñaron las primeras letras.

“Recibí las primeras letras y fui alfabetizada. Conocía a Silvio Mayorga y Oscar Danilo Rosales, y ellos me ayudaron mucho. Pero había que tener cuidado, porque el campesino que aprendía a leer, que era alfabetizado, era perseguido por la Guardia para matarlo”, refirió Hernández.

Para 1967, esta señora de avanzada edad, explicó que los campesinos de las montañas usaban unas pequeñas tablas como pizarrones, los cuales los escondían cuando sabían “de oído” que la Guardia iba a pasar.

“Las teníamos que enterrar las pizarras, para que no nos mataran. Ahora, con el Comandante Daniel, y con tanta educación que ha dado por estos lados, uno se goza, y agradece la lucha de esos hombres que dieron su vida para lograr esta bendición”, expuso alegre.

Juventud Sandinista honra a sus héroes

Marcial Dávila Salgado, asegura conocer muy bien la historia de los héroes de Pancasán, a quienes destaca por su heroísmo y fortaleza, pero sobre todo por su mística revolucionaria.

“Este grupo de muchachos eran estudiantes, fueron los estudiantes que se levantaron en protesta por todas las cosas que pasaban en este país. Dejaron sus estudios para irse a la montaña a organizar la guerrilla”, refirió.

Explicó que en ese entonces, la libertad de expresión estaba coartada, y el Presidente Somoza cerró varias emisoras de radio.

“Había mucha corrupción, muchos crímenes, la guardia era asesina; los empleados, los jueces de mesta, los capitanes, eran represivos con el pueblo”, indicó Marcial.

Indicó que aquel 27 de agosto, estos 13 muchachos fueron emboscados por la Guardia Somocista en Pancasán.

“Para nosotros fue un dolor perder a estos muchachos, porque sabíamos que eran muy jóvenes, estudiantes. Nosotros colaborábamos, diciéndoles dónde estaba la Guardia; muchas veces les indicábamos donde era el mejor camino en la montaña, pero esa vez, fue una cosa inesperada”, expuso.

Miembros de la Juventud Sandinista suben cada 27 de agosto hasta el cerro Pancasán, empuñando la antorcha viva de la revolución. Honrando la memoria de estos 13 héroes y mártires, cuyas voces aún se escuchan desde la montaña.