Periodistas: No es campaña contra Monseñor Báez, es denunciar una confesión criminal

Los comunicadores Juan Cortez y Adolfo Pastrán, estuvieron en el programa En Vivo de Alberto Mora del Canal 4 y desde la perspectiva periodística abordaron la indignación que han causado los audios recientemente divulgados de Monseñor Silvio Báez que confirman su actitud golpista que habían sido denunciada desde el inicio mismo de la ola de violencia terrorista que azotó al país entre abril y julio pasados.

 Periodistas: No es campaña contra Monseñor Báez, es denunciar una confesión criminal

Además, los periodistas abordaron el lenguaje utilizado por Báez, su mensaje de rencor, de odio y sus deseos de matar al Presidente Daniel Ortega, cuando en un audio dice: “no lo vamos a fusilar, aunque eso quisiéramos”.

Para el periodista Alberto Mora, Báez además descalifica y se muestra de una manera muy extraña con calificativos como “bruto”, “imbécil” y “estúpido”. A partir del uso de esas palabras “alguien podría establecer algún perfil del comportamiento de este hombre”, subrayó Mora.

Con respecto a la autenticidad de los audios, Mora destacó que hasta ahora nadie ha dicho que las palabras contenidas en ellos no sean las de Báez. “Y el Cardenal (Leopoldo) Brenes lo confirmó, dijo que es él, ‘una reunión muy privada’ —ese fue el calificativo que utilizó— y ‘desgraciadamente’ (alguien) lo grabó”, agregó.

“Si dijo ‘desgraciadamente’, la interpretación que se le puede dar a eso es que él, el Cardenal, preferiría que se hubiese quedado en el ámbito privado, pero que el problema fue —y la desgracia es— que alguien lo grabó y luego lo filtró, pero no el contenido de lo que está criticando. Y cuando salió el comunicado apresurado (de Brenes), brindándole el apoyo, es como que avalara todas las acciones de Silvio Báez”, dijo Mora.

Asimismo, Mora se refirió al segundo de los audios hechos públicos, en el que el propio Báez “se burla” del Cardenal Brenes. Según Mora, en el audio Báez “destaca la figura de dos guerreros, para él, como son Monseñor Álvarez y Monseñor Mata, de conocida trayectoria antisandinista”, y luego hace un “vulgareo” de la figura del Cardenal.

Impactante

El periodista Adolfo Pastrán dijo que el audio “lo impactó”, destacando que “uno no espera que un líder religioso de la investidura de un Obispo Auxiliar de Managua como Monseñor Silvio Bález, tuviera ese tipo de expresiones”.

“Me impactó el primero, y al escuchar el segundo, me causó una sensación de decepción como católico. Creo que (la autenticidad de) la grabación está más que confirmada, incluso no solo la grabación como tal, sino que el Obispo dijo lo que aparece en la misma y que, en efecto, hubo esa reunión”, dijo.

Pastrán se refirió a las declaraciones aparecidas en un diario de la cúpula golpista en la que una persona que se acredita como miembro de un movimiento campesino confirma la reunión donde se grabaron estos audios, destacando que eran siete personas las que estuvieron en esa reunión y que ahora él no sabe quién de esas siete personas fue quien lo grabó.

“Entonces, estar diciendo a estas alturas que los audios son falsos, o que es una grabación alterada, pues ya hay dos personas: uno que participó en la reunión y el Cardenal Brenes, donde dijo que sí, que fue una reunión privada donde se dijo eso y que lamentablemente alguien la grabó y se filtró a la televisión”, comentó Adolfo Pastrán.

“Luego te diría que eso te demuestra que hay un sector de la iglesia que está haciendo clericalismo directo en Nicaragua, ¿qué quiere decir esto?, que está metiéndose en la política, en la economía del país que le compete a los civiles, a los laicos, nosotros no tenemos un concordato con la Iglesia como sí lo hubo en los 30 años de gobierno conservador, donde la Iglesia tenía mucho poder, tenía propiedades y podría incidir y decidir en la vida del país. En estos tiempos eso ya no existe y creo que hay una extralimitación”, agregó.

Añadió que aquí se ha querido decir que los religiosos son profetas, lo que “está bien, pero para la doctrina del evangelio. No para estarse inmiscuyendo en asuntos políticos, máxime en las crisis que hemos estado viviendo. Y ha quedado evidenciado que hay un sector de la jerarquía que ha tratado de influir, de crear una opción política para confrontar al gobierno, incluso hasta derrocarlo”.

Para Alberto Mora “hay temas políticos y temas políticos”: “No se trata de un tipo que está diciendo ‘vamos a formar un partido para participar en las elecciones’. Estamos hablando de un tipo que dice que se levanten tranques, donde se sabe que se mata y se secuestra. Dice que hay que volver a levantar esos tranques y que además señala que fueron ‘maravillosos’, donde hubo muertos. Todavía no encontramos a (el desaparecido militante sandinista) Bismark Martínez, ojalá que él (Báez) ordene a su gente que lo entregue o que diga donde lo enterraron, en cuál de las iglesias”.

“No estamos hablando de asuntos políticos como normalmente lo puede hacer un partido estamos hablando ya de una conspiración, estamos hablando de deseos de muerte, estamos hablando de deseos de derrocamiento inconstitucional, afirmó Mora.

Para Pastrán esas expresiones o intenciones ya están debidamente tipificadas en el Código Penal de Nicaragua. Eso es un delito. “¿Qué va a pasar? Él (Báez) dijo que va a defenderse, dijo que es una campaña en su contra. Pero lo que dice el muchacho que aparece este viernes dando declaración en un periódico de la cúpula golpista desvirtúa todo eso”.

Agregó que lo grave es el involucramiento de jerarcas de la iglesia en este tipo de acciones que desestabilizan el país, crean zozobra, muertos, heridos “y creo que, escuchando varias veces la grabación, más las declaraciones de este muchacho que sale en el periódico, y las piezas que salían en algunos noticieros, te das cuenta que todo tiene sintonía”.

Puso como ejemplo que cuando se acudió al diálogo, que más bien pareció una emboscada, los empresarios golpistas decían: “Todo lo que diga la iglesia. Nosotros vamos con la agenda de los obispos. Si los obispos no están aquí, nosotros no nos sentamos”.

Entonces, eso refleja que en efecto hay una sintonía en las acciones y las decisiones que se han tomado.

El periodista Juan Cortez, a quien le tocó trabajar todos estos materiales, aclaró al pueblo de Nicaragua un aspecto importante: que los que defienden a la derecha golpista están diciendo que se trata de una guerra, una campaña contra la iglesia.

“Y eso no es así, nosotros no podemos estar, la mayoría de los nicaragüenses que profesan la religión católica, incluso la militancia sandinista, yo diría que en un 50 por ciento profesan la religión católica, y es nuestra gente y los nicaragüenses también”, dijo Cortez.

“Ellos lo quieren hacer ver de esa manera (como que se trata de una campaña contra la Iglesia) aquí lo que estamos haciendo es denunciando una confesión criminal del Monseñor Silvio Báez y ahí está la prueba”, agregó.

Pastrán destacó que ayer escuchaba a un señor de apellido Mántica (se refería al Monseñor Miguel Mántica) diciendo que él respalda todo lo que dice Báez.

“Eso me preocupó mucho, el Padre Mantica estaba en una comisión de verificación y seguimiento para quitar los tranques en el diálogo nacional y él era uno de los moderadores de la mesa, entonces como un moderador para pacificar Nicaragua y darle seguridad al país tiene ese tipo de pensamientos, evidentemente no es idóneo” como mediador, añadió Pastrán.

Para Juan Cortez es incompresible ver cómo personas que se jactan de ser tan inteligentes recurran a una ignorancia infinita al respaldar lo que es un testimonio criminal, porque en esas declaraciones se están violando una serie de aspectos del Código Penal y la Constitución Política.

Reiteró que los periodistas lo que han estado haciendo es denunciando las atrocidades, las barbaridades que se dicen en esos audios.

“Estos crímenes, como lo son haber levantado los tranques donde se cometieron asesinados, violaciones y secuestros, solo son comparados con las situaciones de abuso sexual en las que ha caído la iglesia por este tipo de ministro de la palabra en Chile, Estados Unidos, México, Alemania, Francia y Costa Rica”, dijo Cortez.

Agregó que aquí los que debemos tener miedo ante este tipo de sacerdotes somos los padres de familia con nuestros niños: “Estamos hablando de abuso sexual infantil, de corrupción, donde sacerdotes reciben salarios en puestos fantasmas como en Paraguay. Hemos estado documentando y dándole seguimiento a este tipo de casos. Los abusos sexuales que se cuentan por miles en las diócesis con el encubrimiento de la jerarquía”, aseguró.

El periodista Adolfo Pastrán insistió que le sorprende, porque se había confiado en la Conferencia Episcopal para conducir el diálogo, para que los nicaragüenses resolviéramos nuestras diferencias y no dañáramos la economía y rescatáramos la paz y la seguridad que veníamos gozando hasta el 18 de abril.

“Cuando te das cuenta de que un sector, porque no son todos los obispos, creo, tienen esa línea de pensamiento, no solamente te impacta, sino que te indica que ya se acabó el diálogo con ellos», constató.

Para Pastrán es importante que la Conferencia Episcopal se pronuncie sobre este caso.

Fuente: El 19 Digital

Esta entrada fue modificada por última vez el 26 de septiembre de 2022 a las 8:58 AM