Foto Twitter @TVDaima / El pasado fin de semana en Lusaka capital de Zambia, un joven pastor decidió demostrar a sus discípulos que podía ser como Jesús y resucitar al tercer día.

Quiso ser como Jesús, se enterró vivo pero no resucitó

El pasado fin de semana en Lusaka capital de Zambia, un joven pastor decidió demostrar a sus discípulos que podía ser como Jesús y resucitar al tercer día.

El quererse tomar al pie de la letra el presagio “la fe mueve montañas” lo llevó a tomar la decisión de enterrarse vivo.

James Sakara es el nombre del pastor cristiano de tan solo 22 años de edad, quien decidió llevar a otro nivel su espiritualidad y quiso ser literalmente como Jesús.

Este pasado fin de semana convenció a tres de sus feligreses de enterrarlo vivo para ratificar que podía resucitar al igual que lo hizo Jesús.

Los tres feligreses bajo esa idea abrieron un hueco grande en la tierra el pasado miércoles, donde enterraron al pastor.

El diario africano “The Maravi Post” reportó que el joven pastor incluso cito las propias palabras utilizadas por Jesús: “Hagan esto en memoria mía”.

Pero las grandes expectativas de Sakara estaban lejos de convertirlo en el mesías, porque el día sábado fue desenterrado, pero no logró resucitar igual que el hijo de Dios.

Sakara fue encontrado muerto por sus correligionarios, a pesar de ser reanimado con primeros auxilios y ejercicios espirituales, no logró reaccionar.

Hasta donde se conoce las autoridades de Zambia abrió una investigación en contra de las 3 personas que enterraron al pastor, uno de ellos ya fue detenido y aun buscan a los otros dos.