En nuestra Patria Nicaragua, abundan la buena voluntad, el buen corazón

En nuestra Patria Nicaragua, abundan la buena voluntad, el buen corazón

La vicepresidenta de la República, compañera Rosario Murillo, informó que en Nicaragua vamos adelante desarrollando esa cultura de reconciliación y paz que se ha presentado en todo el país y que se sigue presentando y trabajando porque nos garantiza desde la familia y la comunidad, la reconciliación el encuentro, el cariño, la paz, el poder reunirnos alrededor del trabajo para dar gracias a Dios.

En nuestra Patria Nicaragua, abundan la buena voluntad, el buen corazón

“Porque en Nicaragua vivimos con buena voluntad, en buena voluntad, vivimos y queremos seguir viviendo tranquilos como hermanos, vivimos y queremos seguir viviendo, trabajando y prosperando, vivimos y queremos seguir viviendo desterrando el odio, desterrando el egoísmo, instalando todos los días, la solidaridad que ha caracterizado este proyecto cristiano, socialista, solidario”, agregó.

Destacó la solidaridad, la sensibilidad y el compromiso de lucha contra la pobreza, por lo tanto, el “compromiso con los más vulnerables, con los desposeídos, dicen algunos. Compromiso sensible, solidario, humanista, compromiso revolucionario y evolucionario, y así es como vamos adelante”.

La Compañera Rosario Murillo agradeció públicamente a un hermano que le hizo llegar, la lectura Isaías 11:1-10, hermosísima lectura bíblica:

Aquel día, brotará un renuevo del tronco de Jesé.

Un vástago florecerá de su raíz. Sobre él se posará el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de piedad y temor de Dios.

No juzgará por apariencias, ni sentenciará sólo de oídas; defenderá con justicia al desamparado, con equidad dará sentencia al pobre.

Herirá al violento con el látigo de su boca, dice la palabra. Con el soplo de sus labios matará al impío.

Será la justicia su ceñidor y la fidelidad apretará su cintura. Habitará el lobo con el cordero, la pantera se tumbará con el cabrito, el novillo y el león pacerán juntos: un muchachito los aposentará. La vaca pastará con el oso, sus crías vivirán juntas; el león comerá paja con el buey.

El niño jugará sobre el agujero de la víbora, la criatura meterá la mano en el escondrijo de la serpiente. No harán daño ni estrago por todo mi monte santo: porque, así como las aguas colman el mar, así está lleno el país de la ciencia del Señor. Aquel día, la raíz de Jesé se alzará como bandera de los pueblos: la buscarán todas las naciones, y será gloriosa su morada.

“Estamos hablando de la paz, estamos hablando del encuentro, estamos hablando del cariño, estamos hablando no solo de la posibilidad, sino de hacer realidad la convivencia armoniosa, habitando por el espíritu de sabiduría e inteligencia de consejo y fortaleza, de piedad y temor de Dios”, agregó.

Estamos hablando de defender con justicia al desamparado y con equidad al pobre, dijo la Compañera Rosario.

Herirá al violento con el látigo de su boca, dice la palabra, con el soplo de sus labios matará al impío y será la justicia su ceñidor y la sabiduría apretará su cintura.

«La raíz de Jesé se alzará como bandera de los pueblos: la buscarán todas las naciones, y será gloriosa su morada», continuó la lectura bíblica.

«Es palabra de Dios y gloria a Dios en las Alturas y Aquí en la Tierra, Gloria a Dios, y Aquí en la Tierra Paz y Esperanza, Fe y Esperanza, Fe Profunda y Esperanza a todas las criaturas de Buena Voluntad”.

La compañera vicepresidenta subrayó que, en nuestra Patria Nicaragua, abunda la buena voluntad, el buen corazón y que quisieron romper la hermandad de buena voluntad, de buen corazón y de buena esperanza no pudieron ni podrán. Y vamos adelante fortaleciendo la paz, la seguridad, el cariño, la buena voluntad, la buena esperanza y el buen corazón».

Esta entrada fue modificada por última vez el 23 de septiembre de 2022 a las 3:53 PM