Syriza gana de nuevo las elecciones y repetirá coalición con Griegos Independientes

Syriza gana las elecciones en Grecia con una ventaja mayor de lo esperado. De esta forma, sólo necesita un socio para formar Gobierno y será, de nuevo, Griegos Independientes.

Los griegos respaldan a Tsipras

Con el 99% de los votos ya escrutado, Syriza gana con claridad estas elecciones que se esperaban reñidas. Concretamente, el partido de Alexis Tsipras obtiene el 35,46% de los votos, el equivalente a 145 escaños (hay que recordar que al más votado se le suman directamente 50 escaños). De esta forma, este partido se sitúa a 6 escaños de la mayoría absoluta y tan sólo necesita un socio para formar Gobierno.

El líder de la formación izquierdista agradeció a los ciudadanos que le hayan dado un mandato claro «para cuatro años» y afirmó que las elecciones celebradas hoy lanzan el claro mensaje a Europa de que «Grecia es sinónimo de lucha y dignidad».

«Dimos una batalla difícil y estoy muy contento porque el pueblo nos dio un mandato claro para seguir luchando en el interior y el exterior», dijo Tsipras en un céntrica plaza de Atenas, tras alzarse nuevamente con la victoria en estas segundas elecciones anticipadas en lo que va de año.

Tsipras repetirá coalición con Kamenos

Ya está confirmado que Tsipras repetirá coalición con los nacionalistas Griegos Independientes. Panos Kamenos, líder de Griegos Independientes ha asegurado en la red social Twitter: «Con Tsipras como primer ministro avanzaremos con una nueva coalición».

Después Kamenos ha realizado una declaración y ha dicho que se reunirá esta noche con Tsipras para empezar «a partir de mañana» el «nuevo esfuerzo» de formación de Gobierno. En su intervención tras conocerse la victoria de Syriza, Kamenos ha señalado que los griegos confiaron «en el futuro», lo que permitirá la creación de un Gobierno que persigue «la salida del memorando, de la austeridad y del desempleo».

Estos resultados suponen el respaldo al actual Gobierno de Tsipras, a pesar de haber aceptado el tercer rescate y las duras reformas que conlleva y que se deberán poner en práctica en los próximos meses.

El segundo partido más votado es Nueva Democracia (28,09%) y la distancia entre ambas formaciones se amplía respecto de los sondeos y es ya de más 7 puntos. El líder conservador Vanguelis Meimarakis ha reconocido la derrota de su partido y ha felicitado a Tsipras.

«Dimos la batalla con seriedad, al parecer el resultado da la victoria a Syriza y a Tsipras. Le felicito, el resto lo discutiremos», afirmó Meimarakis en declaraciones a los medios a su llegada a la sede de la formación, cerca del centro de Atenas.

Tsipras, quien llegó a la sede de Syriza alzando el brazo en señal de victoria, fue aclamado por la multitud que se encontraba en la calle.

En tercer lugar, están los neonazis Amanecer Dorado (6,99%), seguidos de los socialistas PASOK (6,28%), los comunistas KKE (5,55%), To Potami (4,09%), Griegos Independientes (3,69%) y Unión de Centristas (3,43%).

De momento, hasta ocho partidos consiguen más del 3% de los votos, el mínimo indispensable para tener representación parlamentaria.

La formación que se quedaría a las puertas del Parlamento es la escisión de Syriza, Unidad Popular, que obtendría el 2,86% los apoyos (en los sondeos lograba más del 3%, veremos si varía su situación conforme avance el recuento).

La participación ha sido de apenas el 55,38 %, la más baja registrada nunca en unas elecciones nacionales, en un país donde el voto es obligatorio. Cerca de diez millones de griegos estaban llamados hoy a votar en estos segundos comicios adelantados en lo que va de año.

Unos comicios marcados por la abstención

La clave de estas elecciones es la abstención, que rondó el 45%, la mayor registrada en Grecia, donde el voto es obligatorio. Esto es, 10 puntos más que en enero. Cabe recordar que en Grecia el voto es obligatorio, pero en la práctica no se sanciona a quienes incumplen este deber. Hay que tener en cuenta que esta es la tercera vez en este año que los griegos han sido llamados a las urnas, la primera fue en enero para unas elecciones generales, la segunda en junio para votar el referéndum por el rescate y ahora, de nuevo, para unos comicios parlamentarios. En este contexto, se debe enmarcar la fata de interés o el desánimo del electorado griego y que hasta el 14% de los votantes reconozca en las encuestas que ha ha decidido hoy a quién apoyar.

El Gobierno de coalición que ha resultado de estos comicios, Syriza y Griegos Independientes, deberá desarrollar el tercer programa de rescate de la economía griega, por valor de 86.000 millones en tres años.

Los sondeos mostraban un parlamento más fragmentado

Los sondeos a pie de urna mostraban un resultado más ajustado y un parlamento más fragmentado. Concretametne, daban la victoria a Syriza, el partido liderado por el actual primer ministro griego, Alexis Tsipras, con un porcentaje de votos de entre el 34% y el 30%.

En segundo lugar se situaba Nueva Democracia (ND), a sólo 1,5 puntos porcentuales, con una horquilla entre el 28,5% y el 32,5%.

Seguidamente se colocaban los comunistas con un 5,5%-7%, un porcentaje igual al de la coalición Pasok-Dimar. En el sexto lugar, según los sondeos, se colocan los centristas de To Potami, con entre un 4% y un 5,5%. Estas dos últimas formaciones son los favoritos para formar coaliciones de Gobierno, ya sea con Syriza o ND.

El hasta ahora socio de Syriza en el Ejecutivo, Griegos Independientes (derecha nacionalista), obtendría entre un 3% y un 4%. La Unión de Centristas irrumpiría en el Parlamento, tras dos décadas en el ostracismo, con entre un 3,2% y un 4,2%. La barrera para entrar en el Parlamento se sitúa en el 3%. La escisión de Syriza, Unidad Popular, se movía en los sondeos en el filo de ese porcentaje mínimo, con entre el 2,5% y el 3,5% de los apoyos.

Si finalmente estos nueve partidos hubieran conseguido representación, el resultado sería el Parlamento griego más fragmentado desde 1950.