Un niño abandonado adopta a un perrito para no estar solos en la calle

Imagen cortesía

MANILA – FILIPINA / La historia de un niño de 11 años y su perrito que viven en las calles de Filipinas conmueve a los usuarios de las redes sociales.

Recientemente se ha vuelto viral la historia de Rommel Quemenales, la familia del pequeño que fue abandonada por su padre a los 5 años de edad del niño tras separarse. Desde una edad tan pequeña él tuvo que aprender a sobrevivir por su cuenta.

En honor a su propio hermano, a quien perdió en las calles. Nombro a su perrito “Badji”, desde el día en que Rommel lo encontró en un basurero, los dos se han vuelto inseparables en su lucha por sobrevivir por su cuenta.

Cabe mencionar que la primera persona en compartir la historia de del pequeño y su perrito fue Maria Kabs, quien tomó una fotografía en donde se les ve a ambos durmiendo en la calle, las imágenes fueron tan fuertes que causaron la indignación de muchos usuarios en la red.

El niño y su perro crearon un vinculo fuerte

Todos los días, Rommel y Badji recorren las calles y viajan en autobuses públicos para pedir dinero y comida. Los dos se protegen como verdaderos socios: Rommel alimenta y cuida al perro; el perro defiende a Rommel de los niños de la calle que intentan robarle el dinero.

Una de las formas en las que Rommel se ganaba la vida era cantando canciones que estaban de moda en su país.

La difusión en las redes fue tan grande que muchas asociaciones civiles se acercaron a Rommel para ayudarlo con su deseo de volver a su tierra natal Bulacan, regresar a clases ya que solo puedo llegar a segundo grado. Además, sueña con ser un actor en algún momento de su vida.

Por la noche, los dos dormían en un callejón oscuro, en una estera improvisada hecha de cartón que recolectaron de las calles.

El video de la cuenta de Unicef Asia Pacific, producido por Producido por GMA Network da a conocer un poco más de la historia de Rommel y su amigo fiel Badji. Este video se ha vuelto viral actualmente a pesar de que el hecho ocurrió en el año 2017 en Filipinas.

El niño Rommel ya debe de ser todo un adolescente de 15 años, esperando y confiando que este bien junto a su perro Badji.

Esta entrada fue modificada por última vez el 5 de octubre de 2022 a las 11:03 AM