El Viper: “Félix Maradiaga y Luciano García entregaban las armas a Pio Arellano para crear caos en Nicaragua”

El Viper: “Félix Maradiaga y Luciano García entregaban las armas a Pio Arellano para crear caos en Nicaragua”

Durante la continuidad del juicio que se sigue contra Cristian Josué Mendoza, alias Viper y dos de sus cómplices, este declaró que el director del IEEPP, Félix Maradiaga y el director de Hagamos Democracia Luciano García, eran los principales dirigentes de los grupos delincuenciales que se tomaron la UPOLI durante los meses de abril, mayo y junio.

El Viper: “Félix Maradiaga y Luciano García entregaban las armas a Pio Arellano para crear caos en Nicaragua”

Viper declaró como testigo en su propio juicio y señaló que Maradiaga junto a García, llegaron en diversas ocasiones a la UPOLI a entregar dinero, armas y distribuir entre los “estudiantes” el documento «Estrategia para salvar la democracia en Nicaragua» que contenía orientaciones de cómo crear situaciones de inestabilidad para derrocar al gobierno.

Al inicio de su relato aseguró que cuando llegó a la UPOLI solamente había estudiantes, pero a los pocos días comenzaron a ingresar grupos de delincuentes que dejaba ingresar Pio Arellano.

“Pio Arellano era mandado por Félix Maradiaga y Luciano García. Las ordenes las daba Pio Arellano orientado por Félix Maradiaga, se las daban a personas que comenzaron a entrar después, personas que no tenían nada que ver con las protestas las dejaba entrar Pio Arellano y eran conocidos como El 8 y Tiffer, eran personas que no eran estudiantes, eran vagos. Primero llegaron ellos y sus grupos y después fueron ingresando un poco más, más y más, todos autorizados por Arellano y Félix”, aseguró Viper.

“Todos ellos entraron con armas, las proporcionó Félix Maradiaga, se las proporcionaba a Pio Arellano que a su vez se las entregaba a ellos”, indicó el procesado, quien en otro momento de su testifical aseguró que nunca ordenó el secuestro de unidades de transporte público, sino que la orden fue dada por Maradiaga y ejecutada por los grupos delincuenciales que lideraba Pio Arellano.

“Ese secuestro de los buses lo orientó Pio Arellano orientado por Félix Maradiaga que llegó múltiples veces a la UPOLI, lo vi un par de veces, en una ocasión nos reunimos y a mí nunca se me tomaba en cuenta, se reunía con su gente, pero en la reunión donde estuve presente se apareció con un documento, lo llevo Félix Maradiaga y se lo dio a Pio Arellano para que lo repartiese. Ese documento hablaba sobre como desestabilizar el estado, sobre como desestabilizar el orden, crear caos y tenía puntos como por ejemplo la toma de transportes del estado, vehículos del estado”, añadió.

Maradiaga ordenó que lo mataran

Quiso deslindar responsabilidad sobre algunos crímenes, como el ocurrido contra el estudiante Keller Steven Pérez, indicando que llegó a la UPOLI como especialista en computación y redes sociales desde el tercer piso de la citada universidad.

Aseguró que cuando notó que la situación se salió de control quiso salirse de la UPOLI junto varios estudiantes, pero no pudo hacerlo porque Maradiaga y García ordenaron que los detuvieran y los asesinaran porque sabían mucho sobre la conspiración contra el gobierno.

“Pio Arellano les proporcionaba a sus grupos como el 8 a Tiffer (delincuentes) dinero, municiones y armas (…). A mí me intentaron asesinar visto que no estábamos de acuerdo y porque sabía demasiado ya que había leído el documento, me intentaron asesinar en el tercer piso el 8 y Tiffer, nos rodearon y empezaron a disparar, primero dispararon al balcón del tercer piso con una pistola con una escopeta doble cañón calibre 12, luego de eso estaban en el tercer piso disparando, yo no podía salir”, relató.

Viper indicó que pudo salir de la UPOLI en una noche que los grupos de 8 y Tiffer (q.e.p.d) se auto atacaron, tiempo que permitió que algunos estudiantes pudieran salir en la confusión.

A pesar que Viper quiso deslindar responsabilidades en la muerte de Keller —hecho por el que está siendo acusado de asesinato junto a Emmanuel Largaespada y Alejandro Cáceres Arauz— hay testigos y pruebas periciales, documentales que los señalan como supuestos autores de este crimen.

Este juicio se encuentra en su recta final, solamente falta un testigo propuesto por la defensa de Alejandro Cáceres, posteriormente se dan los alegatos finales y el judicial que lleva el proceso se encargará de dar el fallo de culpabilidad o no culpabilidad.

A lo largo del juicio han declarado una serie de personas, detectives y hasta se ha revelado que Maradiaga y García eran parte de una superestructura criminal que era financiada por el narcotráfico internacional y también recibían fondos de organismos internacionales bajo el pretexto de fortalecer la democracia, pero la realidad era que se contrataban delincuentes para sembrar el terror y el miedo entre las familias nicaragüenses.

Fuente: El 19 Digital

Esta entrada fue modificada por última vez el 26 de septiembre de 2022 a las 9:05 AM