Foto cortesía / Hace un par de años en las redes sociales se hizo viral un meme en el que aparece una niña sonriendo mientras se incendia una casa.

Zoe la niña que sonríe mientras una casa esta en llamas vendió su meme por 500 mil dólares

Hace un par de años en las redes sociales se hizo viral un meme en el que aparece una niña sonriendo mientras se incendia una casa.

Pues bien, ahora la pequeña a crecido. Zoe quien ahora tiene 21 años regresó de forma viral, en esta ocasión fue porque la imagen del meme estaba siendo subastada por una cantidad considerable.

La misma Zoe fue quien decidió poner a la venta la imagen del meme, y es que hace unos días recibió una oferta convertirla en un token no fungible (NFT), con el podría crear un código informático único para la imagen.

Después de pensarlo bien y enterarse de la cifra, Zoe decidió poner la imagen en subasta, el sitio Fundation.app fue el encargado de iniciar la subaste el pasado 16 de abril, con una disponibilidad de 24 horas.

Durante ese tiempo la imagen logró recibir más de 20 ofertas, finalmente fue vendida por 180 Ether, es decir unos 478 mil dólares, una suma suficiente, según ella para pagar sus deudas estudiantiles, repartir entre su familia y donar a caridad.

El surgimiento de la foto del meme

Zoe en una entrevista realizada con BuzzFeed relató como surgió la fotografía, ella menciona que un día su familia estaba en casa muy tranquilos cuando escucharon ruidos de sirenas de los bomberos y salieron a ver qué sucedía.

Fue cuando se dieron cuenta que la casa de unos vecinos estaba en llamas, el padre de ella en ese entonces había comprado una cámara, porque era aficionado a la fotografía y decidió captar el momento.

Posteriormente se dieron cuenta que sus vecinos habían donado la casa a los bomberos para realizar un simulacro, por lo que era un “fuego controlado”.

Mientras seguía tomando fotos su padre le dice “es momento de sonreír”, y fue así como la foto surgió. Años después, la foto ganó en una revista especializada sobre el tema: «emociones en la fotografía»

En ese momento la foto se volvió viral y le dio la vuelta al mundo, acompañada de momentos trágicos entre otros, pero convertidos en meme.

«Me encanta verlos (los memes) porque nunca haría ninguno de ellos, pero me encanta ver lo creativa que es la gente», expresó Zoe.