Foto Captura de Pantalla/ Representación gráfica ilustrativa del alcance de Facebook a nivel global

El Estado de Zuckerberg: Así nos engaña Facebook y nos sentimos felices

Los medios de información están eufóricos por el nuevo post de Mark Zuckerberg. El Director ejecutivo de Facebook ha escrito un texto de unas 6 mil palabras para comunicarnos que su red social ya no es una plataforma para conectarnos con amigos y familiares, en su lugar se convirtió en una especie de estado supranacional que él mismo gobierna.

El titulo del manifiesto de Zuckerberg, nos da una idea de la humildad con la que ha sido escrito: ¨Construyendo una comunidad global¨ ¿Cuál es su mensaje?

Es tan sencillo como entender en primera instancia la fuerza que posee una plataforma como Facebook, y que reúne todas las condiciones para permitirse unir a todos sus usuarios en una sola comunidad global, que sea segura, inclusiva, informada y participativa, mejor dicho que reuna todos los requisitos para salvar el mundo.

Aunque suene algo idealista, es la forma en la que muchos medios lo han interpretado y apoyado la decisión del empresario. Aunque nunca faltan aquellos usuarios que han cuestionado las razones de esta trascendental noticia. 

Y es que estamos hablando de una de las empresas más poderosas del planeta, dirigida por un multimillonario, y todos sus algoritmos funcionan por razones económicas. Los usuarios de su plataforma, no controlan la información que consumen, ya que Facebook se encarga de mostrarles aquello con lo que interactúan mejor, algo normal cuando se busca el beneficio económico 

Entre Google y Facebook se han comido todos los ingresos de publicidad tan importantes  para la supervivencia de gran parte del periodismo. Se han comido a los medios, ya que todos y cada uno tienen que ser usuarios de dicha plataforma para lograr difusión. Facebook ha hecho todo lo posible para pagar menos impuestos.

¿Como encaja eso con los valores de la sociedad que Zuckerberg quiere construir?, pues en lugar de fortalecer relaciones, la red social engendró patologías que son objeto de estudios científicos y es bajo la opinión de muchos medios independientes, para salvar el mundo habría que acabar con el oligopolio de empresas como Facebook sobre la información y analizar su impacto sobre nuestras vidas y pensar como disminuirlo, no obstante Zuckerberg es un empresario y un buen empresario no suele arriesgar sus ganancias a cambio del bien común. ¿Será esta la excepción?

Belya
Belya

Periodista Digital en Multinoticias, Canal 4 Nicaragua