Foto CCC / Vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo

Compañera Rosario Murillo: Somos un pueblo digno

La Compañera Rosario Murillo, tras finalizar el acto del 87 aniversario del paso a la inmortalidad del General Augusto C. Sandino, dirigió su mensaje a las familias de Nicaragua destacando que la identidad nicaragüense es nuestra confianza en Dios, «nuestra fe es nuestra fuerza y nuestra fuerza es el amor con el que vamos adelante en dignidad, es un pueblo digno, de libertad, fraternidad, somos un pueblo digno».

“Aquí estamos, conmemorando a ese valiente General y diciéndonos todos somos, todos somos ese corazón valiente, digno. Esa capacidad de luchar convencidos de que los caminos de Dios son caminos de pueblo nicaragüense, pueblo de Dios”, exaltó la Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo.

Dijo que los nicaragüenses día a día están “Batallando para vencer la pobreza con amor, batallando, convocándonos a la unión fraternal y a la vivencia del amor que nos permite entender que el prójimo tiene iguales derechos, que los que podemos tener cada uno de nosotros. El derecho, el derecho de todas las mujeres, los hombres, la juventud, los niños es vivir en las mejores condiciones posibles, es trabajar con dignidad y es avanzar y sentirse, sentirnos todos prosperando porque nuestra mayor bendición es esta condición humana trascendente y extraordinaria que nos caracteriza a las y los nicaragüenses. Esa condición humana y espiritual y extraordinaria que hizo a un Sandino a un Ejército defensor en Nicaragua destacar e iluminar el mundo”.

A continuación, las declaraciones íntegras de la Compañera Rosario Murillo:

Declaraciones de Rosario Vicepresidenta de Nicaragua después del Acto en Conmemoración del 87 Aniversario del Tránsito a la Inmortalidad del General de Hombres y Mujeres Libres Augusto C. Sandino

22 de Febrero del 2021

Buenas Noches a nuestro Querido Pueblo, a nuestras Familias, Queridas Familias de esta Patria Bendita, de esta Patria que se llena de Fé cada vez más. Si algo define la Nacionalidad, la Identidad nicaragüense, és nuestra Confianza en Dios. Nuestra Fé és nuestra Fuerza, y nuestra Fuerza és el Amor con el que Vamos Adelante en Dignidad, és un Pueblo Digno, Libertad, Fraternidad. Somos un Pueblo Digno que admira, que asombra a tantos Pueblos del Mundo.

Hay una Fuerza Prodigiosa en esta Nicaragua nuestra, y és, para mí, la Fuerza de la Fé y esa creencia que anida en [email protected] [email protected], de que implorando, invocando, conectando con la Trascendencia, con Dios, podemos enfrentar, como hemos enfrentado, todas las circunstancias difíciles, y salido Adelante. Y así vamos, [email protected] de Fé, [email protected] de Fuerza, [email protected] de Espíritu, [email protected] de esa particular Cultura nicaragüense, que és profundamente Espiritual y que nos llama todos los días a realizar, a darnos cuenta, a percatarnos de que la Vida és un Río, Aguas Vivas, Ríos de Aguas Vivas, y van cambiando las situaciones, las circunstancias, pero el Corazón no cambia, el Corazón crece al apropiarse cada día más de los Milagros, de las Bondades, de lo que tenemos, ese Patrimonio que és un Legado Heroico, Patrimonio de una Cultura particular de grandes Fortalezas que a [email protected] nos hace sentirnos [email protected]

Además, cuando el Comandante hablaba de cómo nunca hemos bajado la cabeza, como Pueblo nicaragüense, de tantas Raíces Ancestrales, Raíces que nos han definido a lo largo de nuestra Historia, y nunca hemos bajado la cabeza. Y esa és una gran Verdad que nos hace sentirnos tan grandes como somos y tan humildes como sabemos ser, porque esa Fuerza para saber mantenerse de pie, nunca de rodillas, esa Fuerza és Divina, esa Fuerza viene de la Providencia, nos llega de Dios. Sentirnos [email protected], sentirnos capaces y prosperando, sentirnos [email protected], és parte de esa Fuerza.

No lo hacemos, no nos sentimos así por arrogantes o por creer que somos superiores… No ! Sabemos que todos los Seres Humanos podemos apropiarnos de esa Luz que nos da la Providencia, el Universo, y és una Luz para ver dentro de [email protected] [email protected] y proponernos todos los días los cambios necesarios para ser mejores. Esa és la esencia también del Corazón Humano, Humilde y convencido de que lo real és lo Maravilloso. Lo Maravilloso és lo real, y esa Maravilla, esos Portentos que Dios ha derramado sobre un Pueblo Luchador, eso és lo real, y és Maravilloso.

Aquí estamos conmemorando a ese valiente General, y diciéndonos, [email protected] somos ese Corazón Valiente, Digno, esa capacidad de luchar, [email protected] de que los Caminos de Dios son Caminos de Pueblo nicaragüense, Pueblo de Dios. Batallando para vencer la Pobreza con Amor, batallando, convocándonos a la Unión Fraternal y a la vivencia del Amor, que nos permite entender que el Prójimo tiene iguales Derechos a los que podemos tener cada [email protected] de [email protected]

Y que el Derecho de todas las Mujeres los Hombres, la Juventud, [email protected] Niñ@s, és vivir en las mejores condiciones posibles, és trabajar con Dignidad, y és avanzar y sentirnos [email protected] prosperando. Porque nuestra mayor Bendición és esta condición humana trascendente y extraordinaria que nos caracteriza a [email protected] nicaragüenses. Esa Condición Humana y Espiritual Extraordinaria que hizo, a un Sandino, a un Ejército Defensor de la Soberanía en Nicaragua, destacar e iluminar el Mundo.

Gracias, Compañ[email protected], y el Compromiso és el mismo, invariable, caminar, trabajar, y proponernos alcanzar lo Mejor para [email protected] : Libertad, Dignidad, Fraternidad, Prosperidad. Gracias, Compañ[email protected]

Te puede interesar: Rosario: “Sandino Vive, la lucha por el Amor y la Justicia sigue”