Foto Esplota: La alimentación emocional es igual que las drogas y el alcohol, las personas las usan para tener una solución temporal para el estrés, pero esta puede tener consecuencias negativas

Cómo podemos evitar “comer los problemas”

Todos los días estamos rodeados de situaciones que generan estrés, estas situaciones hacen que nos “comamos nuestros problemas”, cada uno con mayor o menor frecuencia.

Foto Esplota: La alimentación emocional es igual que las drogas y el alcohol, las personas las usan para tener una solución temporal para el estrés, pero esta puede tener consecuencias negativas

Las personas cuando se encuentran bajo estrés consumen sus problemas. ¿En qué momento del estrés empezamos a comer todo lo que encontramos a nuestro paso y qué debemos hacer para parar dicho comportamiento?

{loadmoduleid 260}

Cada persona reacciona diferente ante situaciones de estrés, unos acuden al alcohol, drogas, compras y la televisión, pero otras acuden a los alimentos para alejarse de los sentimientos difíciles que experimentan.

La alimentación emocional es igual que las drogas y el alcohol, las personas las usan para tener una solución temporal para el estrés, pero esta puede tener consecuencias negativas y no una cura.

¿Me alimento emocionalmente?

Para saber si estas alimentándote emocionalmente para liberar el estrés o las emociones difíciles, debes de tener en cuenta la diferencia entre hambre emocional y hambre fisiológica.

{loadmoduleid 267}

Lo primero que debes hacer es evaluar la situación, antes de comer tu próxima bolsa de papas fritas u otra comida, detente y analiza cuáles son tus emociones y cómo te sientes físicamente y mentalmente.

Por lo general, las personas que tienen hambre esta se manifiestan con síntomas físicos, gruñidos del estómago vacío, poca energía y dolor de cabeza en algunas personas. Pero si se trata de hambre emocional, es probable que no se presenten ni uno de los síntomas antes mencionados, y lo que estas buscando es un consuelo o distracción en la comida.

{loadmoduleid 266}

Es posible que te preguntes, ¿cómo puedo combatir el hambre emocional? La respuesta es muy sencilla, para liberarte de situaciones de estrés puedes caminar, respirar aire fresco, además puedes escuchar tu música favorita o realizar una meditación rápida.

Hay otras formas de lidiar con el estrés como realizar ejercicios, tener un sueño de calidad y una buena dieta. Es importante recordar, sin embargo, que tus emociones pueden llegar a vencerte, pero no te debes de sentir culpable por ello.

{loadmoduleid 259}

Si te gustó este artículo, ¡compártelo con tus amigos! 

One thought on “Cómo podemos evitar “comer los problemas”

Comentarios cerrados.