Te gusta la superluna, lluvia de asteroides o planetas. Aquí te contamos cuando verlos

Agosto ya empezó y con él llegan muchos eventos fuera de este mundo, que no quisieras perderte: la última Superluna del año, los planetas Saturno y Mercurio en sus mejores posiciones para la observación y la lluvia de meteoros de las perseidas.

El cielo de agosto trae consigo un espectáculo de luz y cuerpos celestes que deleitarán la vista de los astrónomos y aficionados del extenso universo.

Superluna, la tercera y última de 2022

En agosto habrá otra Superluna, la tercera y última de este año. De acuerdo con la NASA, su fase completa comenzará la noche del jueves 11 y permanecerá así durante los siguientes tres días.

Para el 12 de este mes la Luna llena se aproximará al punto más cercano con la Tierra, apareciendo más grande y brillante en el cielo, por lo que se la denomina Superluna.

Lluvia de estrellas de las Perseidas

En este mes también se podrá disfrutar de la Lluvia de meteoros de las Perseidas, que alcanzará su punto máximo el día 13.

De acuerdo con astrónomos, es habitual que el cielo de agosto se llene de “estrellas fugaces”, debido a que en esta época del año la Tierra pasa cerca de la nube de polvo y piedras que desprende el cometa Swift-Tuttle.

El nombre de las Perseidas se atribuye a la constelación de Perseo, de la que parecen proceder las “estrellas fugaces”.

Saturno aparecerá como la estrella más brillante

El 14 de agosto Saturno llega en su forma más brillante del año, pues el planeta y sus anillos saldrán por el horizonte, en el lado opuesto al Sol poniente, es decir en oposición y en uno de los puntos más cercanos a la Tierra.

Incluso, será posible observar al planeta a simple vista, los astrónomos recomiendan utilizar un telescopio para poder apreciar a Saturno y a todos sus anillos con claridad.

Mercurio se asomará

Para finalizar el mes, Mercurio también hará su aparición gracias a que se situará en el mejor lugar para ser observado desde la Tierra.

El primer planeta del Sistema Solar estará en un punto de su órbita lo más alejado posible del Sol lo que facilitará la visibilidad más de lo habitual.

Comúnmente, Mercurio es difícil de observar debido a que se encuentra muy cerca del Sol, lo cual lo oscurece.

Si quieres saludar a Mercurio, el mejor momento para hacerlo será después de la puesta solar, cerca de la línea del horizonte, es fácil de identificar, pues aparecerá la primera estrella en el cielo.

Ya puedes hacer tu cita con el universo.