Foto cortesía / Primera universidad indígena del Caribe Sur en el corazón de tiktikkaanu

En 42 años, nuestra revolución continúa movilización y participación popular por educación, salud y producción

Este 29 de Noviembre en el amanecer de esas montañas indígenas y bajo el sol que alumbrara el futuro de nuestros jóvenes dará inicio la inauguración  de la primera universidad indígena del caribe sur en el corazón de tiktikkaanu la cual será ejemplo para muchos pueblos del mundo, porque la mayoría de las universidades están en las ciudades y no en las entrañas de las montañas, mucho menos en los pueblos indígenas directamente.

370 Millones de indígenas careen de estos programas sociales de alfabetización integral, mucho menos de una escuela de computación, y es un sueño que hoy gocen de una universidad de ciencia de la educación o de una universidad de agricultura y ganadería por ende, la educación popular y las nuevas tecnologías educativas, y especialmente una universidad de agricultura y ganadería deberá ser prioridad para disminuir la pobreza en que viven.

Siguenos en YouTube

En esta tierra de Darío, de Sandino y Carlos el indígena es Protagonista de su propia educación es por ello, la universidad que se inaugura este lunes de noviembre en el adviento antes de los días de navidad, en donde hombres, mujeres, jóvenes y niños tienen junto a nosotros 3 largos meses de estar labrando su propio futuro trabajando la universidad, los dormitorios y el rancho comedor con sus fogoneros indígenas con materiales de su propia localidad, Madera rollisa, bambú y palma ancestral como símbolo de su cultura construyendo con sus propias manos y esfuerzos este sueño hecho realidad como una vez más queda demostrado el compromiso y el amor de nuestro gobierno revolucionario de dar prioridad a los indígenas también.

Demostrando al mundo entero que una universidad, no es universidad porque se haga de concreto con grandes edificios aquí se confirma que la culturización no puede venir solamente de la ciudad al campo si no, que se tiene que aceptar en el cerebro de la humanidad que lo más importante no son los materiales sofisticados sino, el amor hacia el aprendizaje reciproco, donde el alumno llámese indígena o mestizo aprende del catedrático y el catedrático aprende de la cultura de los pueblos es por ello, que hoy los indígenas están construyendo su propio futuro basado en los principios ancestrales rezan al Dios supremo y hacen suyos sus consejos que decían que las Montañas son el corazón de nuestros indígenas, Nuestros Ríos son los cantores que cantan sones de Paz, amor, cariño fraternidad.

La Universidad de tiktikkaanu, será un ejemplo de nuestro país con la universidad en el caribe sur, será un ejemplo para otros pueblos de américa latina demostrando que la zootecnia no puede estar sola, demostrando que la agronomía no puede ser única,

Que la enseñanza en las montañas deberá ser la agricultura y la ganadería para producir rubros económicos que les dejen pingues ganancias,  no solamente a las familias si no, al desarrollo de las comunidades y también abone principalmente a la Patria, logrando que esas tierras benditas produzcan parabienes para reducir los niveles de pobreza.

La Asociación De Educación Popular Calos Fonseca Amador, los sueños de nuestra educación popular a través de la pedagogía dela mor que venimos practicando desde Rio San Juan, en la década del 1980 al 1990, se puso en una viva practica en san francisco libre con la reforestación masiva al lado de ese pueblo, y después entramos al corazón de nuestra costa caribe en el caribe norte y hoy en el caribe sur siempre acompañados de una Pedagogía participativa principalmente en el rio coco desde carrizal hasta cabo gracias a Dios, y a través de la voluntad política de nuestro gobierno revolucionario el Frente Sandinista de Liberación Nacional apoyados con las alcaldías y el gobierno autónomo del caribe sur podemos decir; que la Educación popular a jugado completamente su papel pegados siempre al pueblo.

 

Maestro. Orlando Pineda Flores

Coordinador Asociación de Educación Popular

Carlos Fonseca Amador