Beneficios y mitos sobre la lactancia materna

La lactancia materna tiene grandes beneficios para el desarrollo cognitivo y físico del bebé, como indica la Organización Mundial de la Salud (OMS). La semana mundial de la lactancia materna se celebra del 1 al 7 de agosto.

La OMS/UNICEF estableció oficialmente esta celebración en 1992 para concientizar y estimular la lactancia materna y con la llegada del COVID-19, se hace más indispensable para la salud y nutrición de los pequeños.

La lactancia materna constituye una fuente de alimento seguro y nutritivo, actúa como la primera vacuna del bebe ya que lo protege de enfermedades a corto y largo plazo, previene el sobre peso en niños, es un ahorro enorme para la familia por los costos altos de la leche de formula, además del beneficio ambiental para el planeta.

La OMS recomienda la lactancia materna durante los 6 primeros meses de vida del bebé y luego una prolongación hasta los 2 años de edad. Según la directora conjunta de la OMS solo el 44% de los bebes toman leche materna de manera exclusiva durante los 6 meses de vida.

Vanessa Velásquez-Rousseau, consultora de lactancia materna por el IBCLC y miembro de la Asociación Canadiense de Consultoras de la Lactancia, declaró al medio France24, “realmente tenemos que tener claro que la lactancia materna es el medio natural de alimentación de los bebés humanos. El beneficio está en el hecho de que contiene todo lo que un bebé necesita, no le falta nada, ni tiene nada de sobra, es perfecto”.

Beneficios para la madre

Estudios científicos señalan que el amamantar durante un tiempo prolongado reduciría el riesgo de padecer cáncer de mama y otros tumores de tipo hormonal.

La lactancia que se extiende más allá de los 6 y 12 meses se ha demostrado que ayuda a disminuir los riesgos de cáncer, de tumores. No solamente es un acto que va a ser beneficioso desde todo punto de vista para el bebé, sino también para la mamá. Incluso ayuda a la madre a recuperar su peso, va a beneficiar su salud de manera generalizada, comentó, Vanessa.

Leche de formula VS leche materna

Hay que saber separar la industria y la publicidad de la leche de formula, para ese consumo excesivo de la fórmula del producto en sí, porque en muchísimos casos salva vidas. La fórmula justamente se trata de un producto que está diseñado para nutrir a los bebés, aclara la canadiense.

“Pero, hasta el día de hoy no se ha logrado una fórmula que sea igual, mucho menos superior a la lactancia materna”, enfatizó Vanessa.

Existen algunas desventajas por el uso de la fórmula porque carece de los llamados “beneficios” que tiene la lactancia, pero realmente más que beneficios son anticuerpos inmunoglobulinas, son componentes presentes en la leche materna, que son los necesarios para el desarrollo adecuado de un bebé de acuerdo a su necesidad, ya que la leche materna cambia según la necesidad del pequeño, añadió Velásquez.

Mitos de la lactancia materna

El mito más grande es que no todas las mujeres tienen la capacidad de producir suficiente leche. Esto es completamente falso, resalta la asesora. De hecho, el 95% de la población humana, de las mujeres que amamantan tienen la suficiente producción de leche para dar lactancia materna exclusiva a sus bebés si así lo desean, agregó Vanessa.

 “También está el mito de que la calidad de la leche no es lo suficientemente buena o que le faltan nutrientes después de un tiempo, esto también es completamente falso”.

Dicen que algunas emociones como llorar o tener rabia pueden dañar la leche o hacerle daño al bebé, cosa que desmiente la asesora de lactancia, porque las emociones no pueden afectar los componentes de la leche materna.