Foto El Español / Recientemente este producto tuvo un gran auge entre las personas, por sus propiedades nutricionales y medicinales.

¿Mito o realidad? Conoce las propiedades del aceite de coco

La mayoría de las personas buscan ingredientes que les ayuden a mejorar la salud, uno que ha cobrado popularidad es el aceite de coco. 

Recientemente este producto tuvo un gran auge entre las personas, por sus propiedades nutricionales y medicinales.

Además, se le creo fama de ser un “superalimento”, pero todo esto provocó que salieran a la luz algunos mitos acerca del aceite de coco.

Para saber si un aceite es saludable, se debe de tener en cuenta algunos puntos importantes, uno de ellos es el aporte que tiene en grasas insaturadas o saturadas.

Asimismo, saber cual es el tipo de uso que se le dará, como por ejemplo si se utilizará para cocinar, si se usará crudo o será expuesto a altas temperaturas.

Por otra parte, se debe de conocer las propiedades nutricionales y curativas del producto, para que nos lleve a un mejor estado de salud.

Mitos y realidades del aceite de coco

A continúación, te compartimos algunos de los mitos y las realidades relacionadas con el aceite de coco.

Se han realizado diversos estudios en donde especialistas en nutrición han catalogado dicho producto como una grasa no saludable. El aceite de coco esta compuesto por un 90% de grasas saturadas. Las grasas saturadas son unas de las más peligrosas para la salud de las personas.

En un estudio realizado por la Asosicación Americana del Corazón mencionó los peligros del consumo excesivo del aceite de coco puede provocar algunas enfermedades como, hipertención, infartos.

Las grasas insaturadas resultan benéficas para la salud, y solamente un 10% de su composición existe en el aceite de coco.

Por otro lado, el aceite de coco ha resultado ser uno de los mejores productos cósmeticos naturales, este funciona para exfoliar la piel, suavizar el cabello y resulta ser un buen hidratante para piel seca.

Uno de los beneficios de este producto, es que actúa como un poderoso antioxidante que previene el envejecimiento prematuro de la piel.

Con respecto a su consumo como alimento, al igual que todo lo demás, este se debe consumirse de forma moderada.