Foto Aquitodo / Cuando las pesadillas son frecuentes o puntual pueden deberse a diferentes factores causales.

¿Quiéres saber cómo controlar las pesadillas?

Las pesadillas pueden liberar las tensiones del día. Estas no son un problema importante, y suelen aparecer a los 10 años de edad y se producen con frecuencia en la etapa infantil.

Además, las pesadillas pueden aparecer también en la edad adulta. Cuando aparecen en la etapa infantil, se pueden producir miedos por enfrentarse a situaciones que quieren evitar.

Entre los problemas que los pequeños tienen miedo enfrentar son los escolares, en casa, enfrentamientos con otros niños, ver películas de terror, etc.

Factores que causan las pesadillas

Cuando las pesadillas son frecuentes o puntual pueden deberse a diferentes factores causales.

Entre los factores están ser una personas insegura o nerviosa, encontrarse en un estado emocional fragil, estar en un estado de ansiedad, haber tomado alcohol, haber sufrido un episodio traumático que ha dejado huellas en el consciente o el subconsciente.

Otro de los factores son los ambientales, como el ruido exterior, los que pueden ser percibidos durante el sueño de forma no consciente y que pueden ocasionar un cambio brusco durante el sueño.

Algunos tratamientos farmacológicos pueden alterar el ritmo del sueño y ocasionar pesadillas, el estrés postraumático o el estado de depresión también pueden causar padillas.

Controla tus pesadillas

Una de las cosas para controlar tus pesadillas, es tener una buena higiene del sueño, una serie de hábitos y rutinas que se adoptan con el fin de facilitar el sueño.

Una de las primeras recomendaciones es acostarse y levantarse todos los días a la misma hora, se debe evitar las comidas copiosas antes de acostarse y cenar al menos dos horas antes de acostarse.

Evitar el consumo de alcohol, cafeína o sustancias estimulantes, evitar las drogas o fármacos psicoactivos, realizar actividad física moderada, utilizar tapones para los oidos para evitar el ruido ambiental.

Si las pesadillas continúan, lo más recomendable es visitar un especialista o un psicólogo que puedan ayudar  a buscar la razón de estos sueños.